Local

El director del Festival de Cine renuncia por los recortes del Ayuntamiento

Aunque su contrato ha cumplido, Martín Domínguez no quiere seguir en un "evento de bajo perfil".

el 05 ene 2012 / 08:17 h.

TAGS:

El director del Sevilla Festival de Cine Europeo (SEFF), Javier Martín Domínguez, anunció ayer que renuncia a seguir al frente de este certamen, después de que el pasado 31 de diciembre finalizara su contrato con el Ayuntamiento de Sevilla. Aunque la delegada municipal de Cultura, María del Mar Sánchez Estrella (PP), ha venido afirmando desde la clausura de la pasada edición que tenía pendiente una charla con Martín Domínguez para abordar su posible continuidad en el cargo, lo cierto es que ésta no ha sido necesaria.

Martín Domínguez explicaba ayer en declaraciones a la revista Variety, una de las publicaciones cinematográficas más prestigiosas del mundo, que no quería continuar como director del festival debido, según se interpreta de sus palabras, a la drástica reducción presupuestaria que el Consistorio aplicó el pasado año a esta muestra, cuyos fondos se verán aún más recortados en 2012. "No estoy interesado en continuar dirigiendo un evento de bajo y limitado perfil", ha manifestado el hasta ayer director de esta muestra, que en los últimos años ha conseguido convertirse en la tercera de España en número de espectadores, por detrás de San Sebastián y Sitges.Cabe recordar que el Ayuntamiento de Sevilla recortó su aportación al festival en su última edición, pasando de 1,7 millones de 2010 a 1,1 millones en 2011, de los que sólo 700.000 procedían de fondos municipales. Y para 2012 el recorte es mayor, reduciéndose la aportación pública en un 43%, por lo que el SEFF sólo tiene garantizados 400.000 euros de momento, unas cifras que no invitan al optimismo. También la Junta de Andalucía dejó de invertir en el SEFF el pasado año, mientras que sigue poniendo dinero en los certámenes cinematográficos de Málaga, Huelva y Granada.diferencias. Sin embargo, no sólo las razones económicas están detrás de la marcha de Martín Domínguez. Lo cierto es que el Consistorio no tenía la más mínima intención de renovarle. Las diferencias entre el nuevo equipo de gobierno municipal (PP) y Martín Domínguez -que fue nombrado por la exdelegada Maribel Montaño (PSOE)- fueron evidentes y constantes durante el pasado festival. En su gala inaugural, un fallo técnico durante la proyección de una película motivó un amago de destitución por parte del Ayuntamiento, que aunque no llegó a ser firme, demostró las malas relaciones que había entre el director, la delegada de Cultura y la Andalucía Film Comission, organismo que hasta ahora se ha encargado de la producción del festival, y con el que Martín Domínguez también chocó en repetidas ocasiones por su manera de gestionar el evento.
Martín Domínguez ha sido director del SEFF durante cuatro años, desde que sustituyó a Manolo Grosso en 2007. En este tiempo ha hecho uso de sus innumerables contactos en el mundo de la industria audiovisual para elevar el nivel del Festival de Sevilla y convertirlo en un referente para el cine europeo, atrayendo a numerosas figuras del sector a la capital andaluza.
Ahora se abre una etapa de incertidumbre, puesto que el Ayuntamiento quiere un certamen "más comercial y menos elitista", algo no demasiado fácil cuando se trabaja con cine del viejo continente.
En cualquier caso, la búsqueda de nuevo director ya ha comenzado. Y es que el Consistorio está obligado a celebrar otra edición del certamen, al menos en 2012, puesto que tiene firmado con la Academia del Cine Europeo un acuerdo vigente hasta este año, para que las nominaciones a los premios del cine europeo se celebren en Sevilla, durante esta cita anual.
¿Qué pasará después? Dependerá de los presupuestos y de la voluntad política de Sánchez Estrella de mantener o eliminar un certamen que cuenta con el respaldo masivo del público sevillano y que, opiniones artísticas al margen, ha colocado a Sevilla en la primera fila de la industria del cine europeo.

  • 1