Local

El director del IES con la imagen de Wert pide no usar un hecho "aislado" para un daño "irreparable" al centro

el 21 feb 2013 / 09:52 h.

TAGS:

La dirección del Instituto de Educación Secundaria (IES) 'Doña  Leonor de Guzmán' de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), que en los últimos  días ha sido objeto de polémica por la aparición en sus dependencias  de una fotocopia con la imagen del ministro de Educación, Cultura y  Deporte, José Ignacio Wert , con sangre dibujada, ha reclamado a los  partidos políticos de la localidad que no utilicen un hecho  "lamentable, pero circunstancial y aislado" para causar un daño  "irreparable" a un centro "que trabaja incansablemente para dar a  nuestros alumnos la misma calidad educativa que proporcionan el  resto".

En un comunicado suscrito por el director del instituto, Manuel  Alejo, al que ha tenido acceso Europa Press, el mismo tacha lo  sucedido de incidente "aislado, puntual, descontextualizado y  absolutamente magnificado" por un miembro del Consejo Escolar del  centro "que desconoce completamente el funcionamiento, la labor que  se realiza en él y las enormes necesidades con las que tenemos que  trabajar diariamente", algo que "no es en absoluto atribuible y  generalizable a todo un Claustro".

A pesar de las "carencias" de las instalaciones, Alejo hace  hincapié en el trabajo "intensivo" para lograr hacer del IES un lugar  "digno", lo que contrapone a la utilización "política" que se ha  realizado de una fotocopia "rayada" a la que "difícilmente se le  puede dar la interpretación absolutamente desmedida que se le ha  dado".

"Es falso que la sala de profesores sea un espacio de frecuente  uso de los alumnos, como son falsos igualmente otras circunstancias y  hechos que se nos han atribuido ", ha subrayado el director del  centro, cuyo funcionamiento reivindica como "absolutamente  transparente y siempre atento a los problemas de toda su comunidad  educativa". Por ello, añade, habría sido suficiente con el traslado  de la queja a la dirección para solventar la situación de forma  "inmediata", sin que en esta ocasión se haya procedido así, puesto  que "este director ha tenido conocimiento de la situación una vez que  había sido trasladada a los medios de comunicación".

Defiende que el hecho de que un miembro del Claustro pertenezca al  gobierno de la corporación local --Ana Belén González, concejal  delegada de Educación-- "jamás" ha influido en el comportamiento del  instituto, "ya que este director siempre ha pedido diferenciar  escrupulosamente las funciones laborales de las políticas de esta  persona, y cuando ha surgido algún problema se le ha pedido  asesoramiento a la Concejalía de Educación, igual que los demás  directores".

Para Alejo, "sería deseable que todos los poderes públicos  hicieran un pacto tácito, si no para ayudar a solucionar los  problemas de nuestros centros educativos, sí al menos para no  causarles daños que puedan resultar de difícil reparación", en vez de  "magnificar y sacar de contexto los problemas".

Apostilla que todos los centros educativos, públicos o privados,  "tienen problemas", y en la totalidad de ellos "inevitablemente sus  miembros profesan distintas ideologías, pero sobre todo y por encima  de todo, en todos ellos hay grandes profesionales que se esfuerzan  por dar al alumnado una enseñanza de calidad".


  • 1