Local

El diseño de la línea 3 prevé que vaya en superficie por La Palmera

La dificultad técnica del Centro pone de nuevo en la mesa la opción del tranvía.

el 01 feb 2010 / 21:35 h.

TAGS:

La avenida de la Palmera por donde circulará la futura línea 3 del Metro.

Junta y Ayuntamiento mantuvieron a finales de 2009 su última reunión para definir el trazado de la línea 3. A la espera de los estudios técnicos que dependen de la Consejería de Obras Públicas, en aquella cita se esbozaron las líneas básicas de trabajo: el Metro iría subterráneo en zonas de la ciudad consideradas claves para el Ayuntamiento como la Ronda histórica, pero, en contra del criterio municipal, se planteó no soterrar la línea 3 en la zona Sur. Ésta es la línea en la que, según varias fuentes consultadas, se trabaja en estos momentos lo que obligaría a crear una plataforma tranviaria para el transporte público en La Palmera, previsiblemente una vez pasado el paso de Bueno Monreal. El trayecto continuaría en superficie hasta Bermejales, una posibilidad que el Ayuntamiento cree que acabará descartándose por motivos técnicos, dada la dificultad de establecer un recorrido tranviario en esta zona.

En las negociaciones se ha cerrado ya el acuerdo sobre todo el tramo de Macarena, especialmente la Ronda histórica, donde inicialmente se barajó la posibilidad de un Metro en superficie. Así lo planteó un proyecto de reordenación integral del viario encargado por la Gerencia de Urbanismo que proponía una semipeatonalización de este tramo urbano. El Ayuntamiento consideró esencial el soterramiento, como ha defendido en repetidas ocasiones el delegado de Movilidad, Francisco Fernández, impulsor del proyecto de la implantación del sentido único. Las catas han demostrado que es posible, pese a su coste, aunque aún queda por ver el resultado de cinco estudios en otros tantos puntos que comenzarán en los próximos días. Sólo queda ahora por resolver el escollo del aparcamiento del hospital Virgen Macarena, ubicado en una zona que puede afectar al trazado.
Pero donde de momento no hay acuerdo es en la zona Sur de la ciudad. Como ya hiciera el citado informe encargado por la Gerencia de Urbanismo, los técnicos trabajan ya sobre la opción de crear un Metro en superficie en La Palmera, lo que obligaría a configurar una plataforma tranviaria en el centro y a reducir a dos los carriles en cada sentido de la circulación. La opción, de momento es rechazada por el Ayuntamiento de Sevilla, cuyo planteamiento, expresado en repetidas ocasiones por el propio alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, es un Metro bajo tierra en todo el territorio. Fuentes municipales atribuyeron la posibilidad de un Metro en superficie a la intención de la Junta de recortar al máximo el coste del proyecto.

Todo depende ahora de un último informe técnico que debe presentar la Consejería de Obras Públicas. Ésta tiene en su poder ya, según informaron fuentes municipales, los proyectos constructivos de los aparcamientos vinculados a la construcción de la red de Metro, como el previsto en la zona del Prado, aunque las dos últimas reuniones para avanzar en el diseño de la red han sido suspendidas por la propia Consejería.

Y queda aún el pulso más importante que deben librar la Consejería y el Ayuntamiento. En esta primera fase se apostará por la línea 3 y un tramo extramuros de la línea 2. El Centro ha quedado de momento fuera de todos los estudios. El motivo es tanto la anunciada apuesta por los barrios frente al Casco histórico, como los problemas de atravesar el Centro de la ciudad.

Las catas efectuadas en Ponce de León ya revelaron la dificultad de ejecutar un tramo bajo tierra en el Centro. Hay que alcanzar una gran profundidad, lo que puede desembocar en un importante sobrecoste. El Ayuntamiento se adelantó el año pasado al anunciar su renuncia a introducir el Metrocentro por la Encarnación hasta la Plaza del Duque por problemas técnicos. Fue un intento de conseguir una línea bajo tierra que de momento no recomiendan los técnicos que abogan por una coordinación entre el tranvía y el Metro de forma que todo el tramo del Casco histórico se resuelva en superficie.

Obras Públicas quiere iniciar las obras este año

La consejera de Obras Públicas, Rosa Aguilar, ya anunció la pasada semana su intención de iniciar las obras de la línea 3 a finales de este año o principios del próximo, de forma que los trabajos ya hayan arrancado cuando en mayo se celebren las elecciones municipales. Alcanzar esta meta depende, no obstante, de la capacidad de las dos administraciones de llegar a un acuerdo sobre el recorrido de la línea 3 y los tramos que deben ir en superficie. Junta y Ayuntamiento están a la espera de los informes técnicos, pero en el Consistorio tienen una postura definida desde antes incluso de que arrancar el debate sobre el diseño de la línea 3 y que volvió a ser expresada públicamente ayer por el delegado de Movilidad, Francisco Fernández.

"El criterio del Ayuntamiento es que el Metro sea subterráneo por todo el casco urbano de la ciudad", señaló Fernández. Aún así, el Consistorio esperará a recibir el proyecto definitivo de la Consejería antes de tomar una decisión. "Un Metro debe ser subterráneo pero eso no quiere decir que en algunos tramos no sea compatible que vaya en superficie", aclaró el delegado, que confirmó que no entra en sus planes cambiar de posición.

  • 1