Local

El distrito Sur cree que la exclusión social parte del absentismo escolar

La Plataforma Dos Hermanas Sur hizo públicas las conclusiones sobre unas jornadas, convocadas por la iglesia, donde se explicaba cómo se convierte un niño en un problema social. La entidad alertó de que los colegios se han convertido en "guettos" de marginación y causa directa de la exclusión social.

el 15 sep 2009 / 21:06 h.

TAGS:

La Plataforma Dos Hermanas Sur hizo públicas as conclusiones sobre unas jornadas, convocadas por la iglesia, donde se explicaba cómo se convierte un niño en un problema social. La entidad alertó de que los colegios se han convertido en "guetos" de marginación y causa directa de la exclusión social.

De las jornadas sobre la marginación infantil que se celebraron en noviembre, y que duraron dos días, la plataforma ha editado un pequeño y duro resumen sobre la marginación y la exclusión social de los jóvenes nazarenos, que para ellos supone el último escalón para convertirse en un delincuente. Los asistentes concluyeron que el absentismo escolar es uno de los puntos que más influyen a la hora de la marginación. Asimismo, de las jornadas se concluyó que en la zona sur hay al menos un centenar de niños en riesgo de exclusión social.

El texto de la plataforma dice que "las administraciones públicas han consentido que algunos de nuestros colegios se hayan convertido en guettos de marginación, y por tanto, riesgo de exclusión". No obstante, desde uno de los colegios afectados, el de Ibarburu, comentaron que la situación ha mejorado mucho en los últimos años, aunque no negaron que existiera un problema de absentismo, "hace diez años, por ejemplo, si hacía un tiempo frío como ahora la asistencia se reducía en casi el 80%", explicaba ayer el director del colegio Raúl Gómez. Este, a su vez, afirmó que la mayoría de población del centro es de etnia gitana, y "la única forma de convencerles de que asistan a la escuela es entablando lazos afectivos para que los padres tengan confianza en nosotros, trabajamos con ellos desde los tres años y tienen un colegio hecho para ellos" explicaba Gómez.

El verdadero problema de Ibarburu es el paso de segundo a tercero de ESO (cuando los alumnos tienen entre 13 y 14 años), que ya se hace en el instituto del mismo barrio. Fuentes de estos centros aseguraron ayer que en la última década tan sólo dos alumnos han conseguido sacarse el graduado escolar.

Por otro lado, los vecinos criticaron también que la oficina municipal para la zona sur tenga a sólo dos trabajadores sociales para una población que alcanza las 18.000 personas (casi el 15% del total del municipio), aunque fuentes de la propia oficina aseguraron ayer que la plantilla que trabaja en estos barrios es de más de 25 empleados, entre trabajadores sociales, psicólogos, educadores y monitores, trabajando sólo para esos siete barrios que constituyen el sur de la ciudad.

  • 1