sábado, 17 noviembre 2018
07:21
, última actualización
Deportes

El dulce sabor de la remontada

Por primera vez en Liga, el Sevilla le dio la vuelta a un marcador en contra, algo que no lograba desde enero de 2011, cuando ganó a la Real (2-3) después de ir 2-1 abajo en el 62'.   

el 27 feb 2012 / 22:25 h.

Kanouté, Negredo, Navas y Luis Fabiano celebran el definitivo 2-3 de Anoeta.

Las buenas sensaciones que está dejando el Sevilla desde que Míchel ha tomado sus riendas no sólo son por lo que se desprende en la clasificación y los resultados, sino que, además, en apenas dos semanas el madrileño ya ha logrado varios hitos.

Con la victoria en Valencia, el Sevilla ganó su segundo partido a domicilio de la Liga, encadenó dos victorias seguidas por segunda vez y ha hecho del equipo de Unai Emery el primer rival al que le ha ganado los seis puntos que se disputan entre ellos.

Pero quizás la mejor sensación que dejó el partido de Mestalla fue el hecho de que, por fin, el equipo nervionense fue capaz de darle la vuelta a un encuentro en el que se vio por detrás en el electrónico.

El domingo, el gol de Tino Costa terminó de espolear a un equipo que no hace demasiado tiempo recibía como losas insalvables todos los goles que recibía, especialmente si estos servían para que el rival se pusiera por delante.

Pero la del domingo no sólo fue la primera remontada en la Liga 2011-12, sino que además ha dado fin a una sequía de trece meses sin darle la vuelta al marcador. La última vez que el Sevilla se hizo con los tres puntos en un encuentro que fue perdiendo data de la decimoctava jornada de la pasada campaña, jugada el 8 de enero de 2011.

Ésta tuvo lugar en Anoeta y, en aquella ocasión, los hombres que entrenaba el jiennense Gregorio Manzano acabaron ganando por 2-3 un partido que se le puso cuesta arriba pronto. Aquel día, la Real Sociedad se puso por delante en el minuto 23 gracias a un tanto de Diego Rivas, pero los goles de Kanouté, en los minutos 25 y 65, y Luis Fabiano, en el 63, le dieron la vuelta al encuentro y posibilitaron que el Sevilla lograra los tres puntos.

Aquella fue la tercera -antes ya ganó al Málaga después de ir 1-0 abajo- y última remontada de aquella campaña, ya que en la primera jornada, el Sevilla le dio la vuelta al marcador y acabó vapuleando al Levante. Rubén Suárez adelantó a los valencianos, pero dos minutos después Konko logró el empate. Negredo, de nuevo Konko y Renato redondearon el 1-4 final.

Un técnico inédito

Así las cosas, en su tercer partido Míchel ha sido capaz de acabar con una racha que duraba demasiado y con la que no fue capaz de acabar Marcelino García Toral. Gregorio Manzano lo consiguió solo una vez -en Anoeta ante la Real- en las treinta y tres jornadas en las que dirigió al Sevilla, algo que no pudo conseguir Marcelino García Toral en los veintiún encuentros ligueros en los que estuvo al mando del primer plantel blanquirrojo.

De hecho, durante la temporada sólo en tres ocasiones fue capaz el Sevilla de empatar un encuentro en el que estuvo por detrás en el marcador durante algún minuto.

En la tercera jornada -la segunda hábil debido a la suspensión de la primera por la huelga de futbolistas- los de Marcelino se vieron por detrás en El Madrigal (2-1) después de haber ido ganando por 0-1, pero un tanto de Alexis niveló el marcador. Semejante situación se dio en la jornada 10 en el Sánchez Pizjuán, en donde el Racing se llevó un punto que pudieron ser tres si Manu del Moral no empata el choque in extremis.

Por último, en el derbi jugado en el Villamarín Beñat puso por delante al Real Betis, pero Negredo hizo el definitivo gol del empate. De todas maneras, sí había remontado el Sevilla un choque esta temporada, aunque fue en la Copa. Curiosamente, la víctima fue el Valencia, aunque los che acabaron superando el cruce. 

  • 1