Local

El duro periplo para ser músico

Muchos jóvenes deciden dedicar su vida a la música. En el área metropolitana de Sevilla cerca de 4.000 alumnos estudian música en los conservatorios, donde pasan una gran parte de su tiempo entre partituras y atriles.

el 15 sep 2009 / 05:20 h.

TAGS:

Muchos jóvenes deciden dedicar su vida a la música. En el área metropolitana de Sevilla cerca de 4.000 alumnos estudian música en los conservatorios, donde pasan una gran parte de su tiempo entre partituras y atriles. El problema está en que sólo hay 13 para 46 municipios, por lo que es inevitable desplazarse.

No son pocas las voces que solicitan un aumento de los conservatorios debido a la gran demanda existente en el territorio. Como en cualquier carrera, en ésta hay que superar una serie de escalones que se engloban dentro de los cursos por grados, repartidos entre elemental, medio y superior, y no siempre en el mismo conservatorio. Esto da una idea de lo complicado que puede resultar para un ciudadano de la Gran Sevilla completar sus estudios en esta materia.

De este modo, algunos conservatorios que ahora sólo cuentan con grado elemental piden a la Consejería de Educación que les otorgue la posibilidad de impartir el medio, es decir convertirse en profesionales. Basan su petición en la falta de conservatorios de este tipo ya que actualmente sólo existen dos en Sevilla y uno en Sanlúcar la Mayor. Es el caso de los conservatorios de Utrera y Mairena del Aljarafe, con 50.000 y 40.000 habitantes, respectivamente. Este último "no puede hacer frente a la gran demanda debido a la poca oferta y la falta de aulas", según apuntan desde la dirección.

En cuanto a la formación, en un primer nivel están las escuelas de música, ofertadas por muy pocos conservatorios, que están dirigidas a alumnos que no superan los 8 años necesarios para entrar en el primer curso del grado elemental de un conservatorio. Uno de ellos es el de Sanlúcar la Mayor, que permite el ingreso a alumnos que no alcanzan la edad mínima, ofreciéndoles clases en la escuela de música hasta que puedan acceder al primer escalón.

El grado elemental está compuesto por cuatro años en los cuales el alumnos toma un primer contacto con la música, adquiriendo las destrezas necesarias para pasar al medio. En general, los conservatorios pretenden que en esta etapa se centre principalmente en un instrumento, para así poder explotar al máximo las capacidades del alumno.

Tras el grado elemental, el músico pasa al siguiente escalón, el grado medio. Éste consta de seis años en los cuales el estudiante se prepara para acceder al grado superior.

Este último sólo se puede cursar en la capital hispalense, ya que los dos únicos conservatorios que ofrecen este tipo de enseñanza son el Cristóbal de Morales y el Francisco Guerrero. Después de completarlo, los alumnos disponen de una titulación superior equivalente a cualquier licenciatura.

Cuando no hay conservatorios en ocasiones se cuenta con escuelas municipales de música, que permiten al menos un primer contacto con la misma. En la Gran Sevilla actualmente existe una docena que imparten clases a más de 1.500 alumnos. Son las de Espartinas, Almensilla, Aznalcázar, Gerena, Guillena, Villamanrique de la Condesa, Villanueva del Ariscal, Aznalcóllar, Benacazón, Gines y Los Palacios y Villafranca, en su mayoría nacidas de la mano de las bandas municipales de música de estas poblaciones.

  • 1