Deportes

El Écija toma aire después de sumar una agónica victoria

Los de David Sánchez llegaron a ir 2-0 arriba gracias a los goles del juvenil Nacho y Mauro. La permanencia está a 9 puntos.

el 23 mar 2014 / 22:24 h.

Gol 2 Mauro celebra el 2-0 que allanaba el camino. Foto: Ecijafotosport. Aún tiene pulso. El Écija Balompié se adjudicó ayer un merecido y sufrido triunfo ante el Melilla, que apenas dio señales de poder llevarse el gato al agua. Los de David Sánchez hicieron un partido muy serio y, con goles del juvenil Nacho y el excordobesista Mauro, consiguieron sumar tres puntos que le dejan a 9 de la permanencia, una distancia más que respetable pero que mengua algo respecto a la realidad con la que el cuadro de la Ciudad del Sol afrontaba el compromiso de ayer. El descenso al grupo X de Tercera División quema muchísimo y eso se notó desde el principio. Los azulinos salieron con bríos, pero las protestas de la afición, que centró su ira en las figuras de David Sánchez y Eduardo Serrano Amorós, y la calidad del conjunto norteafricano dibujaron un panorama poco recomendable para los intereses de los astigitanos, que suelen comenzar los encuentros como flanes. Nueve semanas encadenaba el Écija Balompié sin ganar un partido oficial, una losa que pesa, y mucho, para un equipo demasiado joven y que sigue sin tener un referente ofensivo, un lastre que ante el Melilla quedó en evidencia por la ausencia de Juanfri. Pero ayer estuvo entero el plantel de David Sánchez, que siempre trató de tener la manija. Los locales salieron con ganas de agradar y pronto disfrutaron de las primeras ocasiones en las botas del africano George, cuya rapidez sigue siendo uno de los grandes argumentos en los que confiar. La primera ocasión del Melilla llegó a los veinte minutos en una jugada de Nacho que terminó en saque de esquina. Poco después, una pared entre Goeorge y Nacho terminó con un disparo del canterano que bate a Munir de disparo cruzado. El 1-0 espoleó aún más a un Écija que pudo ampliar su ventaja en una buena combinación con un disparo final de Miguelito que rebotó en un defensa y se marchó a córner. El Écija, con más casta que el Melilla, dominó el centro del campo y bloqueó el juego de los norteafricanos, incapaces de salir con el balón controlado de su campo. En el descanso, ambos técnicos movieron ficha. Moya dio entrada a Montes y Chota por Nando y Manolo y David Sánchez cambió a Miguelito por Alfonso para adelantar a Mauro. La segunda parte comenzó con los mismos derroteros, con un Écija volcado sobre la portería del Melilla. Y a los diez minutos Mauro aprovechó un rechace a la salida de un saque de esquina y logró el segundo gol. El de Granollers puso tierra de por medio al cazar en la frontal del área un balón rechazado tras un córner que alojó en la red norteafricana. 2-0. Lo intentó el propio Mauro poco después pero su disparo salió fuera. Pasaba por sus mejores minutos el conjunto anfitrión, que volvía a gustarse después de demasiados días de sinsabores y malos momentos. El Melilla apenas pasaba de su campo y lo hizo por primera vez en una acción en la que Nacho se quedó solo dentro del área. Cuando parecía que el balón entraba, Gerardo lo sacó de la línea en una felina intervención. El meta valenciano fue otro de los jugadores destacados de un partido que deja al Écija en una situación menos negra que hace siete días. La cosa no estaba para tirar cohetes, pero al menos al Écija se le veía entero y con posibilidades de sumar un triunfo que al final se acabó llevando gracias, en cierta forma, a la cómoda ventaja que acumuló con los tantos de Nacho y Mauro. El partido se convirtió en un toma y daca y el balón llegaba a las áreas con facilidad. De nuevo el portero del Écija salvó otra clarísima ocasión a cargo de Guille Roldán. Lo pasaban mal los azulinos, sobre todo en defensa. Mauro, por parte local, volvió a poner a prueba a Munir, que volvió a ganarse el sueldo. Ya en los últimos diez minutos, el Melilla se volcó sobre el área de Gerardo y acortó distancias después de varios rechaces, siendo Guille Roldán el que no tuvo más que empujar el balón dentro del área. Con apenas cinco minutos por delante, ni el propio Melilla llegó a creer en un empate que hubiera hecho trizas las esperanzas azulinas y el Écija pudo salvaguardar su ventaja sin grandes sobresaltos. Ficha técnica: Écija Balompié: Gerardo; Toscano, Javi Pérez, Manzano, Vázquez (Úbeda, m. 75); George, Salva, Mauro, Ocaña; Nacho (Caye Quintana, m. 62) y Miguelito (Alfonso, m. 46). UD melilla: Munir; Pepe, Richi, Mahanan, Amarito; Fran Miranda, Guille Roldán, Nando (Montes, m. 46), Sufián; Manolo (Chota, m. 46) y Nacho Aznar. Árbitro: Jiménez González, de Canarias. Amarilla a los locales Vázquez, Mauro, Gerardo y Alfonso; y a los visitantes Nacho Aznar, Fran Miranda y Chota. Goles: 1-0, Nacho (m. 22). 2-0, Mauro (m. 55). 2-1, Guille Roldán (m. 86). Incidencias: 800 espectadores en las gradas de San Pablo. Césped en aceptables condiciones. Un sector de la afición lució una pancarta gigante que pedía la dimisión de la junta directiva que controla Eduardo Serrano.

  • 1