sábado, 17 noviembre 2018
06:05
, última actualización
Local

El edificio Vilima se convertirá en una gran tienda china de ropa

El acuerdo, prácticamente cerrado, contempla únicamente el alquiler de las plantas baja y primera.

el 19 abr 2012 / 20:18 h.

TAGS:

Edificio de los antiguos almacenes Vilima.

El comercio chino continúa a pasos agigantados su expansión por la ciudad y ya ha definido su próximo objetivo empresarial. Los antiguos grandes almacenes Vilima, ubicados en la calle Puente y Pellón, serán el gran comercio chino del centro de la ciudad. No será un gran bazar como los que llenan todos los barrios de la ciudad sino una gran tienda exclusivamente de ropa.

Según ha podido confirmar El Correo, la familia propietaria del edificio ya tiene las negociaciones muy avanzadas con los que serán los nuevos inquilinos del inmueble. Aunque la operación se pensaba firmar el pasado martes, aún quedan algunos flecos por concretar en el contrato de arrendamiento -previsto inicialmente para diez años- que han retrasado unos días el acuerdo definitivo, y todo apunta que no será hasta después de la Feria de Abril cuando los empresarios chinos y los representantes de los propietarios -la familia Lirola- firmen los documentos que permitan la apertura de este nuevo establecimiento asiático en el corazón del casco histórico.

El edificio cuenta con una superficie de 800 metros cuadrados por planta y cuenta con sótano, planta baja, dos alturas más y ático. En principio, el alquiler sólo contemplaría el arrendamiento de la planta baja y la primera, una opción que no barajaban los propietarios pero que, debido a la coyuntura económica actual, parece ahora la mejor opción posible para sacar rentabilidad a un inmueble que lleva once años completamente cerrado sin producir beneficio alguno.

Estos grandes almacenes se cerraron definitivamente en 2001 y desde entonces, los propietarios han estado a punto de cerrar varias operaciones pero ninguna llegó a cuajar de forma definitiva. Aunque en un principio únicamente contemplaban la posibilidad de vender el inmueble, con el paso del tiempo y viendo que no fructificaba ninguna oferta abrieron el abanico y decidieron la opción del alquiler. En ese tiempo, los grandes almacenes únicamente sirvieron de escenario para rodar la película Crimen Ferpecto, de Alex de la Iglesia.

En 2008, un grupo hotelero de Granada llegó a ofrecer 10,8 millones de euros por la compra del inmueble, una operación que no cuajó al igual que el interés que mostró la multinacional Zara, que se decantó por una casa en O'Donnell. También, el Servicio Andaluz de Salud barajó la posibilidad de alquilar el edificio pero en aquellos momentos los propietarios únicamente contemplaban la venta de la casa, por lo que la operación tampoco pudo concretarse.

En 2009, la cadena hotelera High Tech también puso sobre la mesa una oferta de alquiler durante treinta años que contemplaba una inversión de casi seis millones de euros para reformar completamente el edificio y abrir un hotel de cuatro estrellas. La operación no cuajó finalmente por la negativa del Ayuntamiento de Sevilla de permitir el acceso en coche hasta el hotel, una circunstancia que echó por tierra los planes y la inversión de la firma hotelera, que consideraron inviable realizar una inversión de tanto calado sin la posibilidad de que sus clientes pudieran acceder en coche al establecimiento.

  • 1