miércoles, 21 noviembre 2018
20:10
, última actualización
Local

El ‘efecto Zoido’ se debilita

el 27 mar 2012 / 18:19 h.

TAGS:

Si se realiza el ejercicio tan irreal como inexacto de extrapolar los resultados del pasado domingo en la capital a unas elecciones municipales, incluso ajustándolos a una participación que podría ser inferior, Juan Ignacio Zoido perdería la holgada mayoría absoluta que obtuvo hace ahora ocho meses. De los veinte concejales frente a once de entonces se pasaría a un escenario parecido al del segundo pacto de gobierno, el de 2007. El PP ganaría en votos con 16 ediles, pero PSOE e IU sumarían 17, la mayoría absoluta, al quedarse fuera Upyd. No son procesos comparables. Pero como si fuera el mejor de los sondeos, evidencia la tendencia. Y ésta queda reflejada si se contraponen los resultados de los tres últimos procesos electorales: el PP se empieza a alejar de su techo, el PSOE ha recuperado parte de los apoyos que se dejó en el camino e IU crece a costa de votantes que un día apoyaron a los socialistas y de otros que se plantean su apoyo a la federación como voto útil frente a otros minoritarios sin capacidad de gobierno. De ahí la satisfacción con la que los grupos municipales de PSOE e IU revisaron ayer la tabla de resultados de la capital, y la prudencia de un PP que sólo puso en valor su triunfo en la capital ante las críticas de la oposición y a través de su portavoz municipal, Juan Bueno, "Tienen que entender y reconocer que han perdido", subrayó a Europa Press.

El PP optó por apoyar su campaña en la figura del alcalde de Sevilla. Por situar el "efecto Zoido" ante otro envite que incluso rebasaba los límites del término municipal. El regidor no sólo se multiplicó en los barrios tradicionalmente socialistas que le dieron la victoria en mayo, sino que tuvo que duplicarse para ser la baza de los populares en los puntos marcados en su mapa de esfuerzo electoral. Como Los Palacios, Écija, Mairena o Alcalá, municipios que recorrió como cabeza de cartel y principal baza electoral en una provincia clave. Y el resultado ha sido un número de diputados histórico, 7, pero una cifra de votos inferior a las últimas municipales, e incluso a las autonómicas de 2008. Concretamente, 4.000 votos menos en la provincia, con una caída que ha liderado precisamente la capital con 6.000 votos -que luego han sido compensados en otros municipios como Lebrija, Alcalá del Río, Alcalá de Guadaíra o Dos Hermanas-. Y la caída es más acentuada comparada con las generales: : 72.186 votos en la provincia y 19.041 en la capital.

La victoria de Zoido en las pasadas municipales se asentó sobre un crecimiento en los barrios socialistas. Obtuvo lo que se calificó como "voto prestado". Apoyos que en otros procesos fueron a fuerzas como el PSOE y que dispararon hasta los 166.000 los sufragios para el PP. En ellos se centró la campaña. Proyectos en Los Pajaritos -Cerro-Amate-; visitas a San Pablo; y recorridos por Torreblanca -Este-. Sirva este último distrito como botón de muestra. En las municipales, Zoido dio un vuelco hasta conseguir imponerse con 16.811 votos frente a los 14.668 del PP. Pasaron los meses, y en las generales, con un aumento de participación, el PSOE logró 21.678 votos y el PP 17.741. Y llegó la tercera prueba el domingo con una participación sólo dos puntos por encima de las municipales: y el PP se quedó con 14.647 por 21.016 del PSOE. Quien se quedó en casa esta vez fue el votante que en las municipales y en las generales apoyó a los populares. Un primer voto de castigo atribuible al desgaste de Zoido y a las campañas contra su figura, según la oposición; o simplemente al lastre de la reforma laboral. Si en la capital el efecto se ha desinflado, en la provincia no ha llegado a existir. Zoido visitó Los Palacios, Carmona, Alcalá o Écija como cabeza de lista. Sólo entre estos cuatro municipios, el PP obtuvo unos 10.000 votos menos que en las últimas generales.

Y todo con un viento a favor que ahora se complicará. Zoido puede ahora convertirse en el principal referente de la oposición o en un alcalde que trate de llegar a acuerdos para los grandes proyectos de la ciudad.

  • 1