Local

El ejecutivo limita la reagrupación de inmigrantes y amplía su detención

Tan sólo 24 horas después de que la Unión Europea aprobara su polémica Directiva de Retorno de inmigrantes, el Gobierno anunció ayer una nueva reforma de la Ley de Extranjería para después del verano.

el 15 sep 2009 / 06:38 h.

TAGS:

Tan sólo 24 horas después de que la Unión Europea aprobara su polémica Directiva de Retorno de inmigrantes, el Gobierno anunció ayer una nueva reforma de la Ley de Extranjería para después del verano. El principal objetivo es limitar a los cónyuges y a los menores de 18 años la reagrupación de inmigrantes.

El Ejecutivo ya instó ayer al PSOE a que "reactive" la Subcomisión sobre la Política de Inmigración del Congreso para que, después de verano, comience a debatir la propuesta de reforma de la Ley de Extranjería hasta "adoptar una decisión" con "el máximo consenso social y político posible".

Según avanzó ayer la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, el objetivo es que los diputados comiencen a trabajar en la modificación del texto en septiembre, para que el redactado final pueda ser sometido a votación en el Parlamento "antes de que acabe el año" y la reforma entre en vigor en 2009.

Esta modificación pasará por incorporar "derechos fundamentales" de los extranjeros como el de asociación y sindicación, por orden de una sentencia del Tribunal Constitucional. En paralelo, el Gobierno introducirá las modificaciones ya anunciadas por el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, para restringir el derecho de reagrupamiento de los extranjeros al núcleo familiar, es decir, el matrimonio y los hijos menores de edad. Corbacho afirmó ayer que del millón de personas que podrían entrar en España por reagrupación familiar en los próximos cinco años, un 40% serían parientes ascendientes (suegros, abuelos).

Si sale adelante la propuesta del Ejecutivo, el nuevo texto incluirá también una ampliación de 40 a 60 días del plazo máximo de retención de inmigrantes en espera de repatriación, no por la aplicación de la recién aprobada Directiva europea de Retorno, que marca plazos de hasta 18 meses, sino porque según De la Vega, el periodo máximo actual "en ocasiones, resulta escaso" para efectuar los trámites de repatriación. La vicepresidenta aclaró que no se hará ninguna trasposición que conlleve ampliar el tope de internamiento de los sin papeles a 18 meses.

En este sentido, el portavoz de Inmigración del PP en el Congreso, Rafael Hernando, señaló que estas reformas evidencian el "fracaso" en la política de inmigración que ha venido aplicando hasta ahora el Gobierno y le acusó de pretender pasar del "papeles para todos" al "maletas para todos". El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, criticó "el entusiasta respaldo" que dieron los eurodiputados del PSOE a la eirectiva.

  • 1