Local

El ejército egipcio vela armas ante la insurrección popular

Hasta ahora los soldados no han disparado con fuego real, pero las protestas siguen presionando al presidente Mubarak. Lo que haga el ejército en las próximas horas será crucial.

el 30 ene 2011 / 16:18 h.

TAGS:

Unos manifestantes egipcios se atan a los bajos de un tanque.
Varios carros de combate han llegado a la céntrica plaza Tahrir (Liberación), en El Cairo, coincidiendo con la hora en la que comienza el toque de queda decretado por las autoridades ante la oleada de protestas. La zona también está siendo sobrevolada por aviones y helicópteros militares.

 

Los cañones de los carros de combate conservan sus fundas y por el momento los aproximadamente 20.000 manifestantes que permanecen en las inmediaciones de la plaza no están siendo amenazados. La presión contra el presidente Hosni Mubarak se acrecienta. Sus intentos por aplacar a la multitud dejando caer a su Gobierno (aunque de facto la cúpula sigue reuniéndose con el presidente) no han dado resultado. Se cree que lo que haga hoy el ejército será crucial para el devenir de los acontecimientos. Las fuerzas militarse se han enrocado en el centro de El Cairo. Muchos piensan que podrían abandonar los disparos de advertencias por los primeros disparos de fuego. Otros creen que dejarán caer a Mubarak.

El toque de queda fue ampliado desde el sábado y abarca desde las 16.00 horas (15.00 hora peninsular española) hasta las 8.00 horas de la mañana.

"Una demostración de fuerza para intimidar a los manifestantes. Dudo que funcione, parece que nadie se está yendo de la plaza Tahrir", explica el periodista de Al Yazira Dan Nolan a través de un mensaje en su Twitter.

Uno de los momentos de mayor tensión se vivió en la propia plaza Tahrir, cuando los militares llevaron hasta el lugar un camión de bomberos, informa la televisión panárabe Al Yazira. Un oficial al mando de un carro de combate ordenó a los manifestantes que se marchara, pero éstos no retrocedieron.

Finalmente los militares ordenaron la retirada del camión de bomberos, lo que provocó que la multitud estallase en aplausos. Varios manifestantes se subieron al carro de combate y abrazaron a los militares, según relata el corresponsal de Al Yazira.

En otros puntos de El Cairo los militares se han situado en emplazamientos estratégicos y han cortado las principales arterias de la ciudad con carros de combate y transportes blindados. Este domingo, primer día laborable desde que estallaran las protestas el viernes, "dista mucho de ser un día normal", según palabras de otro periodista de Al Yazira, Dan Nolan.

 

  • 1