Local

El Ejército libera a 30 talibanes durante las negociaciones de paz

El Ejército paquistaní ha llevado a cabo el primer intercambio de prisioneros con talibanes locales en el marco de las negociaciones que el Gobierno ha iniciado en el conflictivo cinturón tribal paquistaní fronterizo con Afganistán para acabar con el terrorismo.

el 15 sep 2009 / 04:49 h.

TAGS:

El Ejército paquistaní llevó a cabo hoy el primer intercambio de prisioneros con talibanes locales en el marco de las negociaciones que el Gobierno ha iniciado en el conflictivo cinturón tribal paquistaní fronterizo con Afganistán para acabar con el terrorismo.

En un encuentro con una delegación de medios de comunicación españoles, el portavoz del Ejército, Athar Abbas, explicó que treinta talibanes capturados en la demarcación tribal de Waziristán fueron liberados a cambio de doce miembros de las fuerzas de seguridad paquistaníes, entre los cuales se encontraban dos oficiales.

"Esta decisión se enmarca dentro del proceso de negociaciones de paz y responde a una orden del Ejecutivo provincial -de la Frontera del Noroeste NWFP-", matizó Abbas, quien añadió que los talibanes liberados eran militantes "insignificantes", y en ningún caso líderes importantes.

"Eran sospechosos que llevaban entre dos y tres meses en prisión", explicó a Efe una fuente del Ejército.

Este es el primer intercambio de prisioneros que se produce tras las elecciones legislativas de febrero y la formación de los gobiernos nacional y provinciales.

El Ejecutivo paquistaní ha dado un giro a su política contra el terrorismo y ha apostado por entablar diálogo con aquellos militantes que opten por deponer las armas, una intención que suscita inquietud en EEUU.

Además, quiere potenciar el desarrollo económico del depauperado cinturón tribal como estrategia para hacer frente al extremismo.

Es especialmente el Gobierno de la NWFP -región azotada por la violencia integrista- el que más se ha volcado en las negociaciones, ya que en varias áreas operan grupos insurgentes.

Los comicios de febrero supusieron la derrota electoral de la alianza integrista Muttajida Majlis-e-Amal (MMA) y el ascenso al poder de la coalición moderada entre el Partido Nacionalista Awami (ANP) y el Partido Popular de Pakistán (PPP) de la fallecida Benazir Bhutto.

"El escenario ha cambiado notablemente. Esta vez las negociaciones tienen más posibilidades de éxito porque las circunstancias son más favorables, ya que además las tribus se han implicado y van a informar de si vuelve la violencia", precisó Abbas.

Pero matizó que "el Ejército no se va a retirar todavía de ningún lado en contra de lo que se ha venido publicando estos días en algunos medios de comunicación. Como mucho recolocaremos algunas tropas para facilitar los desplazamientos de los habitantes".

Abbas añadió que en las negociaciones está en juego la dignidad del Ejército, ya que desde 2001 más de 1.000 miembros de las fuerzas de seguridad han muerto como consecuencia de la violencia en Pakistán, y otros 2.000 han resultado heridos.

  • 1