Local

El Ejército se aprieta el cinturón

Los Reyes de España presidieron ayer un homenaje a la bandera y a los caídos en el acto central que puso punto y final a la celebración del Día de las Fuerzas Armadas, que este año no contó con el tradicional desfile terrestre debido a la crisis económicas.

el 16 sep 2009 / 03:36 h.

TAGS:

Los Reyes de España presidieron ayer un homenaje a la bandera y a los caídos en el acto central que puso punto y final a la celebración del Día de las Fuerzas Armadas, que este año no contó con el tradicional desfile terrestre debido a la crisis económicas.

La ministra de Defensa, Carme Chacón, junto a los máximos jefes de la cúpula militar y las principales autoridades de Cantabria, acompañó a Don Juan Carlos y Doña Sofía en el homenaje castrense celebrado en el parque de las Llamas de Santander, bajo la mirada de miles de personas. Más de 270 militares de los tres ejércitos y de la Guardia Civil participaron en el acto, que comenzó con la llegada, a las 12.00 horas, de los Reyes, que fueron recibidos con aplausos del público.

Tras recibir los honores militares, Don Juan Carlos pasó revista a la Fuerza, saludó, acompañado por Doña Sofía, a las autoridades civiles y militares presentes y comenzó el solemne acto de izado de bandera. El momento más espectacular del acto lo protagonizó la Patrulla Acrobática Paracaidista del Ejército del Aire (PAPEA) que realizó un salto de precisión, en uno de los lanzamientos más complicados de los realizados en los últimos años. Tres saltadores de la patrulla tomaron tierra sobre una plataforma de madera de dimensiones reducidas, de prácticamente el mismo tamaño que la bandera que portará el último de ellos.

En el acto intervinieron enseñas históricas de unidades de los ejércitos cercanas a Santander o que han celebrado algún aniversario este año, como la del Regimiento de Infantería Soria 9, que celebra su quinto centenario.

Entre las personalidades que participaron en el acto estaban el Jefe de Estado Mayor de la Defensa, general José Julio Rodríguez; el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla; los jefes de Estado Mayor de Tierra, general Fulgencio Coll, de la Armada, almirante general Manuel Rebollo, y del Aire, general José Jiménez, el director del Centro Nacional de Inteligencia, Alberto Saiz, y el director general de la Policía y Guardia Civil, Francisco Javier Velázquez. En la parte del homenaje a los caídos, se depositó una corona floral ante un monolito bajo el himno La muerte no es el final. En ese momento la patrulla acrobática Águila voló a baja altura la estela de los colores de la enseña nacional. Al final del acto, los Reyes saludaron personalmente a los mandos de las unidades participantes y a los paracaidistas que bajaron la bandera de los cielos santanderinos.

  • 1