sábado, 23 marzo 2019
17:31
, última actualización
Economía

El 'empujón' que las empresas necesitan para consolidarse

"Hemos podido comprar maquinaria muy especializada que, aunque somos una empresa pequeña, nos está permitiendo hacer grandes cosas". Así afirma Julio Martínez, titular de la empresa onubense Consulcom, que ha logrado asentar sus proyectos con el crédito de Melkart.

el 15 sep 2009 / 21:01 h.

"Hemos podido comprar maquinaria muy especializada que, aunque somos una empresa pequeña, nos está permitiendo hacer grandes cosas". Así explica Julio Martínez, titular de la empresa onubense Consulcom, cómo los 50.000 euros que se les concedió el pasado año gracias a su participación en el proyecto Melkart les han permitido consolidar su proyecto que nació en 2007.

"Ya trabamos con organismos oficiales, instituciones, empresas privadas e incluso universidades". Ubicada en la incubadora de empresas CADE de Huelva, Consulcom se dedica a la digitalización e indexación de archivos de papel por medio de un software propio, es decir, "llevar lo que está en papel al ordenador". Gracias precisamente a que el CADE le invitó a participar en el Día del Emprendedor de Sevilla, éste pudo conocer todas las ayudas que la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa le ofrecía a través de este programa.

Lo mismo le ocurrió a Luis Armando Valero. Su empresa, la productora de animación Animaula, recibió del programa Melkart hace solamente un mes un préstamo participativo de 60.000 euros. "Ha sido el empujón que nos hacía falta", explica. De reciente creación, tan sólo unos 8 meses, Animaula se dedica a la producción de cortos de animación mediante técnicas tradicionales (muñecos, recortables o plastilina, principalmente) adaptadas a la nuevas tecnologías de animación digital.

Además de ello, comercializa cortos realizados con dichas técnicas por otras productoras. "Hemos destinado el crédito sobre todo a la consecución de derechos de las películas para poder distribuirlas, y a la producción de cortometrajes: traducción, doblaje, distribución, etc.", apunta Valero. Y, según reseña, "el plan de negocios que nos hicieron los técnicos de Invercaria y la concesión del crédito han hecho evidente que nuestro negocio es económicamente viable y muy interesante para la sociedad, es decir, que hay hueco de mercado para él".

  • 1