Local

El entorno del parque sólo podrá albergar energías renovables

El Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Sevilla viene a complementar el documento que rige Doñana, aunque su aprobación, podría dar vía libre a algunas modificaciones, como la instalación de infraestructuras de energías renovables en determinadas áreas del territorio, ahora de uso agrícola.

TAGS:

El Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Sevilla (Potaus) viene a complementar el documento que rige Doñana, aunque su aprobación, sólo pendiente del Consejo de Gobierno, podría dar vía libre a algunas modificaciones, como la instalación de infraestructuras de energías renovables en determinadas áreas del territorio, ahora de uso agrícola.

Lo propone un informe elaborado por la Consejería Ordenación del Territorio que analiza la relación y coherencia entre el Potaus y el Plan de Ordenación del Territorio del Área de Doñana (Potad) y que en el caso de la provincia de Sevilla afecta a los municipios de Aznalcázar, Isla Mayor, Pilas, La Puebla del río y Villamanrique de la Condesa, que se integran en el parque natural.

De este modo, el informe concluye que ambos planes son "coincidentes en aquellos aspectos justificados desde la consideración del ámbito metropolitano de los procesos y dinámicas territoriales", y a tenor de estos propone dos modificaciones.

Por un lado, aconseja exceptuar la implantación de instalaciones de producción de energía renovable de la prohibición que actualmente existe en la denominada zona B (que tiene limitada las actuaciones de interés público en suelo no urbanizable que impliquen usos logísticos o industriales), siempre que no sean torres de concentración o aerogeneradores eólicos.

Por otra parte, recomienda un cambio en la consideración de dos áreas localizadas próximas al encauzamiento del Brazo de la Torre, en el término municipal de Isla Mayor, y que de ser consideradas forestales por el Potad, pasarán a ser protegidas como suelo agrario de interés, para garantizar su protección, pero permitiendo "un posible cambio de uso hacia actividades agrícolas".

Pese a que los cambios se limitarían a estos dos puntos, el informe analiza los distintos aspectos de ambos planes y, en cuanto a la ordenación de usos de base urbana, explica que frente a las directrices generales que establece el Potad sobre suelos destinados a actividades productivas industriales o logísticas, el Potaus recoge unas áreas de oportunidad identificadas como suelos estratégicos.

Dentro de Doñana son el campo de golf de Las Minas, en Aznalcázar; el parque empresarial La Pila, en Pilas; el parque industrial y logístico Agromures y la Ciudad del Caballo, en Villamanrique de la Condesa; y la marina La Guardia, en La Puebla del Río.

Son todos proyectos muy demandados en estos municipios que, al igual que el resto de pueblos del área metropolitana que cuentan con áreas de oportunidad, sólo esperan la luz verde definitiva del Potaus para comenzar a ponerlos en marcha.

En este sentido, será el Consejo de Participación de Doñana, previsto para las próximas semanas y donde se enmarca la aprobación de este informe, el penúltimo trámite que tendrá que pasar el documento para llegar al Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, que tiene la última palabra, algo que está previsto que suceda antes de Semana Santa.

  • 1