Deportes

El equilibrio llega en Primera

Pepe Mel dispondrá de dos jugadores por puesto en el plantel, algo que no sucedía en el Betis desde hace varias temporadas.

el 15 jul 2011 / 20:24 h.

El Betis se marchará este próximo martes hacia el norte de España, donde realizará el primero de los dos stages en los que dividirá la pretemporada. El lugar de concentración elegido ha sido Fuenterrabía, ya que los de Mel disputarán sus primeros amistosos del verano en la localidad francesa de Bayona, mucho más cara que la donostiarra para la estancia y a escasos 40 kilómetros.

Pues bien, el técnico madrileño ya ha advertido que no dejará en tierra a nadie, ni siquiera a quienes tienen la consigna desde hace tiempo de buscarse la vida lejos del Villamarín para la próxima temporada.

La realidad es que la planificación va por bastante buen camino, y quizás esa celeridad haya templado los ánimos del entrenador bético. A falta de la llegada imprescindible y anunciada de un cuarto central, hoy por hoy la plantilla del Betis está configurada de forma muy equilibrada, con dos jugadores por puesto y excluyendo a los citados descartes. Tampoco hace falta remontarse mucho en el tiempo para ver cómo el equipo preparaba la temporada con más porteros y laterales derechos que delanteros, por ejemplo.

En la portería Fabricio y Casto competirán por la titularidad, aunque ya se sabe que el fichaje del canario le hace partir con cierta ventaja. Chica e Isidoro ocupan el lateral derecho, mientras que Nacho, y de momento Fernando Vega, compiten en el izquierdo. En caso de que saliera el de Arahal llegaría un sustituto, y si no está Álex Martínez, que ya debutó la pasada temporada con el primer equipo. Dorado, Mario y Amaya -con Chico en la recámara- completan el eje de la defensa, de momento con Calahorro como quinto hombre en discordia, aunque todo apunta a su salida como cedido en cuanto llegue ese cuarto hombre.

Iriney y Cañas acaparan el cartel de mediocentros destructivos, mientras que Matilla y Salva Sevilla, el de creación. No está olvidado Beñat, un comodín que puede asumir ambas funciones. Las bandas parecen también completas con Juanma, Ezequiel, Momo y el cedido por el Villarreal Jefferson Montero, mientras que los cuatro de arriba quedan definidos con Achille Emana, o su sustituto, Jonathan Pereira, Rubén Castro y Jorge Molina.

Esa, a día de hoy, es la plantilla configurada por la dirección deportiva del Betis, en contacto permanente con Pepe Mel. Sólo las salidas del africano o de Fernando Vega permitirían al club cambiar piezas en este sentido, de lo contrario todo apunta a que así quedará compuesto el equipo para Primera.

El mejor ejemplo estuvo en la sesión matinal de ayer viernes. El técnico dispuso de dos equipos sobre el terreno de juego, donde fue alternando las bandas, pero mantuvo fijos algunos detalles que dejan entrever sus primeras preferencias de cara al inicio de la competición. Chica, Mario, Dorado y Nacho integraron una defensa que sigue a la espera del cuarto central (el tercero es Amaya); Beñat y Matilla fueron probados juntos en el doble pivote, mientras que Iriney y Salva Sevilla lo hicieron en el otro equipo. Arriba sucedió algo similar, con Rubén Castro y Jorge Molina frente a Emana y Pereira. En cualquier caso, esta bendición para Mel quedará sujeta a las habituales contingencias del mercado estival.

Realizada la labor de composición en tiempo y orden, los problemas serios están llegando en la materia de salidas. De momento ninguno de los seis descartes oficiales, ni sus agentes, han sido capaces de encontrarles acomodo, lo que les obliga a convivir bajo la sombra del ERE y pasarse una temporada en blanco sin ficha. Desde luego tiempo queda de sobra hasta el 31 de agosto, y de hecho el club es consciente de que en algunos casos habrá que aplicar la rescisión del contrato de mutuo acuerdo.

En otro orden de cosas, el Betis firmó ayer un convenio de colaboración por tres temporadas con el Arenas de Armilla de Granada, por el que el conjunto verdiblanco se reserva un derecho preferencial sobre sus jugadores del conjunto nazarí, a cambio de suministrar material deportivo.

  • 1