Deportes

El equipo recibe hasta el doble de goles que antes

A balón parado o como sea, lo cierto es que el Sevilla se ha convertido en un equipo muy frágil en el plano defensivo. Tanto que actualmente encaja el doble de goles que la pasada campaña, y recibir una cifra tan alta se paga muy caro cuando se pretende aspirar a cotas altas.

el 15 sep 2009 / 01:13 h.

A balón parado o como sea, lo cierto es que el Sevilla se ha convertido en un equipo muy frágil en el plano defensivo. Tanto que actualmente encaja el doble de goles que la pasada campaña, y recibir una cifra tan alta se paga muy caro cuando se pretende aspirar a cotas altas.

Con los dos tantos recibidos el martes en Liga de Campeones, el equipo nervionense acumula ya 59 en la presente campaña, repartidos de la siguiente forma: 36 en el Campeonato Nacional de Liga tras 26 partidos disputados (1,37 de media); tres en los dos choques de la Supercopa de España contra el Real Madrid; tres en la Supercopa de Europa contra el Milan; cinco en los cuatro choques de Copa del Rey (1,25); y trece en la Liga de Campeones tras haber disputado diez encuentros (1,3 de media). Haciendo suma, el Sevilla ha sacado el balón de su portería en 59 ocasiones, repartidas en 43 partidos. La media, por tanto, asciende a 1,37 goles por encuentro.

Esta cifra, alta ya por sí sola, contrasta con la que presentó el equipo al cierre de la temporada pasada. En Liga, recibió 35 goles en 38 partidos (0,92 de media); en Copa de la UEFA, 13 en 15 (0,86); en Copa del Rey, uno en nueve choques (0,11); y en la Supercopa de Europa contra el Barcelona, ninguno. En total, 49 encajados en 63 partidos oficiales, siendo la media de 0,77. Es decir, prácticamente la mitad que en estos momentos cuando quedan doce jornadas ligueras aún por disputar.

¿Cuáles son las razones de este derrumbe a nivel defensivo? La explicación no es fácil, pero a nadie escapa que el compromiso de los jugadores, no sólo el de los zagueros, en este apartado no es el mismo; que los integrantes de la zaga en concreto no están dando el nivel de antes, a lo que se une que Javi Navarro no haya jugado un solo minuto y la desgraciada pérdida de Puerta; que los fichajes para esta línea (Mosquera, Boulahrouz) no han aportado nada; que hasta Palop ha bajado su nivel; y que los males no se acaban de corregir ni por el técnico.

  • 1