miércoles, 24 abril 2019
16:16
, última actualización
Local

"El esfuerzo no es un valor de la derecha"

el 12 mar 2010 / 23:30 h.

TAGS:

"Dicen que los consejeros de Educación y Empleo tienen relaciones difíciles. Pero a mí me han sentado aquí en medio". El PSOE-A sentó ayer a Ángel Gabilondo entre Mar Moreno, titular de Educación, y Antonio Fernández, responsable de Empleo, y organizó un foro sobre los retos educativos andaluces partiendo de un "diálogo necesario" entre ambos.

Como si en el nuevo organigrama de Gobierno que planea Griñán, en el que fusionará varias consejerías, ahora la integración de las políticas educativas con las de empleo se antojara más necesaria que con las universitarias. "Andalucía ha empezado a hacerlo uniendo Formación Profesional reglada y la ocupacional. He pedido lo mismo para el resto de comunidades", dijo el ministro.

Los socialistas presentaron ayer 37 propuestas para que las vote el Pleno el sábado, aunque todas están ya recogidas en el programa del PSOE-A en el Parlamento. Pero ayer no tocaba ser didáctico, sino sacar pecho. Dejar claro que "la educación es la especialidad del PSOE", como dijo Moreno, "si este partido nació con un proyecto en la mano es el educativo". Gabilondo, que no es militante del partido, hizo un ejercicio de mimetismo entre educación y socialismo. "Los dos enemigos de la educación son los del socialismo: ser un idiota y ser un esclavo". Todos miran ahora al ministro, después de meses de reuniones para lograr el primer pacto de Estado por la educación que parece no llegar. Pero Gabilondo se resiste a aceptar el lenguaje de sus críticos.

"Que no nos roben las palabras. La palabra esfuerzo que no se la queden los conservadores. Esforzarse no es un valor de la derecha, nos lo enseñaron nuestros padres. La educación no es un fin en sí mismo, ni el pacto educativo. Son medios para la justicia. Ya podemos cambiar leyes y pactar todos los partidos. Sin la comunidad educativa, no hay nada que hacer".

Sin padres, profesores y alumnos, los responsables de la educación de este país no confían en mejorar el modelo educativo. Y reconocen que no funciona. "Es rígido", dicen. Es un sistema que hace que si un alumno toma una decisión equivocada, no pueda dar marcha atrás. "Hay que flexibilizar el sistema y desdramatizar la elección del estudiante", insiste el ministro. Que elegir FP no impida cambiar más tarde a la Universidad, y viceversa. "Desconfíen de quien separa contenidos, competencias y valores. Los tres tienen que estar íntegramente unidos".

  • 1