Local

El esperado anuncio de ETA defrauda a Gobierno, partidos políticos y víctimas

Los terroristas declaran una nueva tregua «general, permanente y verificable internacionalmente».

el 10 ene 2011 / 22:23 h.

TAGS:

Una mujer observa en un escaparate de San Sebastián el vídeo difundido por ETA.

Insuficiente fue la expresión más utilizada ayer por el Gobierno, los partidos y los diferentes agentes sociales para valorar el esperado comunicado de ETA. El motivo: la banda terrorista se limitó a anunciar un alto el fuego similar al de 2006 y que rompió sin previo aviso con una bomba en la T-4. Las únicas novedades de ayer fueron los términos "general" y "verificable internacionalmente",.
Además ETA avisó de que el alto el fuego no es gratuito y está condicionado a la negociación de la independencia de Eukadi. Los terroristas piden que se logren acuerdos en el ámbito del País Vasco en relación con cuestiones como "la autodeterminación, el derecho a decidir e incluso la independencia", a su juicio, "núcleo del conflicto político".


ETA advirtió también en el último párrafo de su declaración de que "no cejará en su esfuerzo y lucha por impulsar y llevar a término el proceso democrático, hasta alcanzar una verdadera situación democrática en Euskal Herria". Así, ETA pidió la apertura de un nuevo proceso "que tenga como instrumentos el diálogo y la negociación" que "resuelva las claves de la territorialidad, y el derecho de autodeterminación y el derecho a decidir". Por ello hizo un llamamiento tanto a España como a Francia para que "abandonen para siempre las medidas represivas y la negación de Euskal Herria".


Este alto el fuego, prosiguió, "es el compromiso firme de ETA con un proceso de solución definitivo y con el final de la confrontación armada" y abre la puerta a que "puede ser verificado por la comunidad internacional", una propuesta que ya ha sido rechazada por el Gobierno.
En su declaración, fechada el 8 de enero, la banda aseguró "coincidir" con lo expresado tanto en la declaración de Bruselas en la que los mediadores internacionales le pidieron un alto el fuego permanente y verificable a finales del pasado marzo y con la declaración de Gernika de septiembre en la que Batasuna, EA, Aralar, entre otras organizaciones, le solicitaron que, además, ese alto el fuego fuese unilateral, término que ETA obvia. Ese requisito fue exigido por Aralar, a cambio de dar su apoyo a la declaración, en la que también se incluyó por petición de ese partido, que la tregua fuera "expresión de voluntad para un definitivo abandono de su actividad armada".


otro comunicado. La banda advierte además de que "como resultado del proceso, la ciudadanía vasca debe tener la palabra y la decisión sobre su futuro, sin ningún tipo de injerencia ni limitación" y que "todas las partes deben comprometerse a respetar los acuerdos alcanzados y las decisiones adoptadas por la ciudadanía vasca, estableciendo las garantías y mecanismos necesarios para su implementación".


No obstante, los expertos en la lucha antiterrorista barajan la posibilidad de que ETA emita próximamente un segundo comunicado de mayor extensión en el que la banda aproveche para argumentar más en profundidad su decisión y al mismo tiempo aclare algunos de los puntos dados a conocer como el carácter "general" de su alto el fuego, según informaron a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista.


Un hombre encapuchado fue el portavoz de ETA ayer. En este vídeo, editado en euskera y castellano y con la habitual escenografía de la banda, aparecen tres miembros de ETA. Las primeras investigaciones de los expertos en la lucha antiterrorista atribuyen al etarra David Pla Martín la lectura del texto. Lo curioso es que en euskera el comunicado lo lee una mujer, posiblemente Iratxe Sorzabal, aunque podría tratarse igualmente de Izaskun Lesaka. A Sorzábal se atribuye la lectura del comunicado del 50 aniversario de la banda y en el que los terroristas anunciaban su decisión de poner fin a "las acciones armadas ofensivas" del pasado 5 de septiembre.
Pla Martín fue detenido en abril del año pasado en Francia en el marco de una operación de la Guardia Civil contra el entramado de abogados de la banda (H-Alboka) que servía de nexo entre la cúpula terrorista y las cárceles. Sin embargo, las autoridades galas le dejaron en libertad días después al no encontrar pruebas de su vinculación con esta causa, situación que aprovechó para huir.


Los tres militantes de ETA están ataviados con pañuelos blancos que cubren su rostro y que únicamente dejan ver sus ojos. Además, visten ropa negra, incluidos guantes y boina, con un anagrama de la banda en el pecho, similar al que está colocado tras ellos, de mayor tamaño, sobre la pared, de fondo azul, con las banderas abertzales.
El comunicado se conoció, finalmente, tras meses de rumores y fechas frustradas sobre su publicación. Tanta expectación provocó ayer incluso mayor frustración entre los partidos. Así, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, advirtió a la organización terrorista que el anuncio de ayer "no sirve" y que el Gobierno no va a permitir "ningún engaño". En una entrevista en Antena 3 Televisión, el jefe del Ejecutivo aseguró que la banda "tiene que dar pasos mucho más contundentes y definitivos" y precisó que el Gobierno no va a permitir "ningún engaño".


Batasuna lo celebra. Muy contundente fue también el vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien afirmó que ese texto no es la noticia que la sociedad española "desea", porque la banda terrorista, con "arrogancia", quiere "mantener su posición de tutela" y conseguir un "precio" político. "No es el final de ETA", sentenció Rubalcaba. Una valoración similar a la del resto de partidos políticos, víctimas del terrorismo y demás agentes sociales. Excepto de Batasuna. Los representantes de la izquierda abertzale Rufi Etxeberria, Txelui Moreno, Mirian Beitialarrangoitia y Miren Legorburu, calificaron de "valiente y de alcance histórico" la decisión de ETA de declarar un alto el fuego permanente, general y verificable, y subrayaron que la decisión supone "la oportunidad de avanzar de forma irreversible" a la paz.
Sin embargo, esta declaración ofrece multitud de coincidencias con los emitidos por la banda los días 22 y 23 de marzo de 2006, por los que declaraba el alto el fuego que resultó ser el más largo de la historia de ETA. El análisis de los dos textos ofrece al menos diez puntos de coincidencia en expresiones y frases. Las únicas diferencias están en que la tregua de ayer será de carácter general y verificable y en que en esta ocasión incluyen explícitamente los términos "autodeterminación", "territorialidad" e "independencia" que en 2006 sustituyeron por la reivindicación de "los derechos de Euskal Herría".
Lo peor, el final del comunicado: "Jo ta ke independentzia eta sozialismoa lortu arte!". Es decir: "Dale que te pego hasta conseguir la independencia y el socialismo", la frase de siempre para animar a la lucha armada, al terrorismo.

  • 1