miércoles, 12 diciembre 2018
20:48
, última actualización

"El Estado autonómico si implica desigualdades no es democrático"

Martín de la Herrán compagina la campaña con su trabajo como abogado, centrándose en Sevilla, donde UPyD aspira a uno o dos escaños y otro en Málaga que podrían ser clave para el PP si no logra la mayoría absoluta. No revela sus cartas, solo que no hablará con ningún partido que no expulse a los imputados por corrupción. Su programa defiende devolver al Estado las competencias legislativas en educación o sanidad aunque haya que reformar el Estatuto, suprimir las Diputaciones y fusionar pueblos pequeños.

el 14 mar 2012 / 21:18 h.

El candidato de UPyD, Martín de la Herrán.
-Su programa prevé medidas contrarias al Estatuto. Explique a los andaluces en qué mejorará su vida si las competencias en educación, sanidad o justicia vuelven al Estado.
-Defendemos un Estado federal cooperativo, defendemos el Estado autonómico pero si implica desigualdades entre los ciudadanos por vivir en distintas regiones no es un Estado federal verdaderamente democrático. Por eso apostamos porque se devuelvan al Estado las competencias legislativas, que en sanidad y educación la normativa se cree igual para todos, sin perjuicio de que el desarrollo y la gestión de la competencia sea autonómica. Hay comunidades que están bajo un sistema federal, como Andalucía y comunidades bajo un sistema confederal que hablan de tú a tú con el Estado, como Cataluña. Tiene que haber un marco igual para todos porque el ciudadano es el mismo viva donde viva y tiene que estar amparado por los mismos derechos. País Vasco y Navarra tienen privilegios fiscales, eso no es justo, quiebra el principio de igualdad.

 

-Eso exige cambiar un Estatuto que consensuaron todos los partidos en la Cámara a la que aspira a entrar y apoyaron los andaluces a los que pide el voto.
-Con una mayoría muy minoritaria. En Andalucía hay mucho sentido de Estado, no existe un nacionalismo separatista como en otras regiones. Este discurso es mucho más complicado en otras autonomías pero defendemos el mismo modelo en todas, hay otros que adaptan su discurso.

-Sus recortes pasan por reducir dietas, coches o limitar sueldos pero también directamente por quitar desde las Diputaciones a Canal Sur 2, ayuntamientos pequeños o Universidades. ¿Qué es inútil y qué está mal gestionado?
-Andalucía es ejemplo de una administración pública y una administración paralela con entes que se someten a derecho privado, escapan al control público y controlan el 70% del presupuesto. Somos conscientes de que esos entes y las personas que trabajan en ellos prestan un servicio. Habrá que estudiar cada uno y algunos a lo mejor acaban siendo empresas públicas. Creemos que hay mucho que sobra antes que aplicar recortes en educación y sanidad. En Canal Sur hemos diseñado un plan para que sea viable y pasa por reducir de dos canales a uno manteniendo la plantilla, pero solo se puede si empieza a hacer producción propia en vez de contratarla externa y aún así habrá que ver el resultado. Las Diputaciones son un nido de amigos políticos y afines a los partidos. También tienen una parte útil, prestan servicios con empleados que habrá que integrar en ayuntamientos y comunidades. La fusión de municipios pequeños implicaría mejorar la gestión y reducir estructuras. De 689 municipios inferiores a 20.000 habitantes quedarían 135. Es ahí donde hay que ahorrar y acometer reformas y proteger el Estado de Bienestar, que se está cuestionando.

-Son continuas sus referencias a más control y auditorías de programas y ayudas. ¿Coinciden con el PP en que la situación de la Junta es peor de lo que se dice?
-Tememos eso porque la administración ha sido muy oscura y tememos que se vuelva a repetir el calvario de corrupción de los últimos años. Todos los partidos tienen casos de corrupción entre sus integrantes. Establecemos una ley de transparencia real. Griñán presume de que los ciudadanos pueden conocer el patrimonio de los diputados. Eso está bien, pero mucho más me interesa la información patrimonial y las cuentas de la Junta, los criterios para conceder subvenciones y contratar a personal. La ley de transparencia actuaría como medicina preventiva para que esto no vuelva a pasar gobierne quien gobierne.

-Con la mayoría absoluta en el aire, muchos les miran como posibles socios para aupar a Arenas. Dicen que dejarán gobernar al más votado y que no mercadearán con consejerías, pero ¿serán socios de gobierno o pactarán apoyos puntuales?
-No queremos consejerías ni formar parte del gobierno de nadie, queremos que se cambie la manera de hacer política y pondremos encima de la mesa condiciones políticas. Ahora bien, vamos a actuar responsablemente y no vamos a permitir un desgobierno. Nuestras condiciones básicas son cambios profundos en la administración y en trasparencia. No podemos sentarnos a hablar con nadie si no han retirado de sus listas y cargos directivos a imputados por delitos de corrupción. Tendrá que pasar ese filtro. Es muy importante que la política sea útil y operativa y no lo es cuando la ciudadanía la percibe como el segundo problema. Nunca formaríamos parte de un gobierno ingobernable y apostamos por un cambio de rumbo pero eso no lo hacen las personas sino las políticas que hacen las personas. Por eso no podemos tener un aliado antes de ver qué escenario queda tras las elecciones. Cuando conozcamos el resultado de cada formación entenderemos qué quiere Andalucía.

-El CIS rebajó sus expectativas de estar en el Parlamento, aunque sus apoyos no han hecho más que crecer hasta 200.000 votos el 20-N. ¿Cuál es su previsión?
-Todas las encuestas nos confirmaban presencia en el Parlamento salvo la del CIS. Soy muy cauto con todas pero desde otras formaciones se nos filtran datos y nos dan 3-4 diputados. En la calle se conoce al partido, a Rosa Díez pero ya se me reconoce a mí. Se nos acercan ciudadanos de diferentes partidos que nos ven como la salvación, el único partido creíble.

-La mayoría les dan dos escaños por Sevilla y Málaga. ¿Dónde están centrando sus esfuerzos?
-Evidentemente Sevilla es muy importante para nosotros. Entendemos que es la clave. Todos los datos nos dan el primero en Sevilla, segundo en Málaga y tercero también en Sevilla y luego tenemos Granada o Cádiz. Ya veremos.

-Tras 5 años, ¿no es la sombra de Rosa Díez tan alargada que dificulta el paso a los candidatos?
-No se trata de la sombra de Rosa Díez. Tenemos un bipartidismo tal que hace prácticamente imposible que una formación nueva coja ritmo. Un activo como Rosa Díez ha servido de gancho para despegar y que UPyD se plantee ya como posible tercera fuerza. Yo no diría que es un partido personalista, somos muchos ya los candidatos y cargos en instituciones, se ha dado ya mucho ejemplo de qué es UPYD, que ha renunciado a coches oficiales, dietas y no tiene imputados.

-Sus detractores acusan a UPyD de falta de ideología.
-Nosotros vamos más allá, pensamos en políticas que sean buenas para los ciudadanos. Lo que no es bueno es anclarse en ideologías de otros tiempos. El CIS nos marca en el centro y los dos grandes partidos se han ido a los extremos. La política se hace a base de diálogo y acuerdos para pensar en los ciudadanos y no en los partidos ni en las ideologías. Que nos juzguen por nuestro programa.

  • 1