Local

El Estado deja en vía muerta la Ciudad del Empleo en San Jerónimo

El proyecto de la Ciudad del Empleo, un campus de 40.000 metros cuadrados en San Jerónimo, debía impulsar la sinergia entre los agentes sociales y económicos, pero lleva cuatro años parado. El Estado, pieza clave, se muestra reticente; Urbanismo ofrece a Emvisesa para levantar el complejo.

el 15 sep 2009 / 11:44 h.

TAGS:

N. Jiménez / J. Alonso

El proyecto de la Ciudad del Empleo, un campus de 40.000 metros cuadrados en San Jerónimo, debía impulsar la sinergia entre los agentes sociales y económicos, pero lleva cuatro años parado. El Estado, pieza clave que debe orquestar la iniciativa, se muestra reticente; Urbanismo ofrece a Emvisesa para levantar el complejo.

Pese a estar incluida en el pacto de Gobierno entre PSOE e IU, en los programas electorales, en el Plan General de Ordenación Urbanística y entre los proyectos destinados a revitalizar la economía de Sevilla, la Ciudad del Empleo ha quedado en un segundo plano en la agenda oficial y ni siquiera fue mencionada por el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, entre sus retos para este mandato. La razón: las reticencias del Estado a llevar a cabo la operación urbanística necesaria. Reticencias que no acierta a concretar pero que tendrían que ver con su negativa a desprenderse, en este momento, de dos inmuebles demasiado valiosos en la ciudad.

Y es que la construcción de la Ciudad del Empleo es una operación diseñada a tres bandas pero donde el Estado es la piedra angular para hacerla viable. Según lo acordado, el Ministerio de Trabajo se debe deshacer de sus dos edificios que sirven de sede social a UGT (en la plaza del Duque) y CCOO (en Blas Infante) para, con el dinero que obtenga de su venta, levantar la Ciudad del Empleo en el barrio de San Jerónimo.

Los bocetos presentados dibujan un complejo de 40.000 metros cuadrados en la zona próxima al antiguo hangar de Renfe en San Jerónimo. 10.000 metros cuadrados serían para UGT, y otros tantos para CCOO y la Confederación de Empresarios de Sevilla.

El plan acordado preveía que la coordinación del proyecto le correspondía a la Delegación municipal de Empleo (dirigida por IU), mientras que las conversaciones con el Ministerio de Trabajo quedaban en manos de Urbanismo.

El anterior mandato se cerró con el plan en el aire. El Gobierno central expresó, según fuentes municipales, sus reticencias a vender el edificio de la plaza del Duque, cuya tasación ni siquiera se ha realizado, según indican desde UGT. Las últimas estimaciones, de 2003, cifraban en 9 millones de euros el coste del solar, un precio que se ha disparado en estos años. A los reparos estatales se han sumado los procesos electorales y ahora la crisis económica, que condiciona cualquier operación de esta envergadura.

Además, el edificio de Blas Infante también es una joya por sus dimensiones (incluso tiene dos plantas de aparcamiento) y su ubicación junto a la boca del Metro.

Demasiada lentitud. El Ayuntamiento ha logrado retomar las negociaciones sobre el proyecto en este mandato, aunque reconoce que avanzan "muy lentamente". Tras cuatro años, sólo hay firmado un borrador de convenio. En un primer momento, Trabajo se opuso a repetir el modelo de Granada, donde se convocó un concurso para que un promotor se quedase con la sede de CCOO a cambio de construir la nueva.

La intervención privada no fue bien recibida por el Estado, así que Urbanismo le ha planteado que sea Emvisesa la que construya la Ciudad del Empleo y, como contraprestación, se quede con los actuales edificios sindicales. Está por ver si la empresa municipal de vivienda optaría entonces por el alquiler o la venta de los inmuebles estatales.

Pese a la reticencia de Trabajo, fuentes municipales consultadas apuntan que, si bien "sabemos que este proyecto no está entre sus prioridades, tampoco podemos decir por ello que no se hará". El principal escollo parece ser que el ministerio no se quiere desprender así como así de sus valiosos edificios en el Centro y en Los Remedios, y tampoco el escenario actual sería el mejor para ello.

Además, son varios los intereses que confluyen. La Ciudad del Empleo está considerada por la Delegación de Empleo como el cierre a una estrategia de recuperación de San Jerónimo, donde ya se instaló la incubadora de empresas (el CREA), que tiene prevista su ampliación.

Además, tanto CCOO, UGT como la CES aguardan este traslado, esencial para sus planes de futuro puesto que las condiciones de la plaza del Duque y las de Blas Infante no son óptimas, y la CES está repartida en dos sedes. Situaciones que cambiarían en el nuevo complejo, donde tendrían espacio para sus iniciativas.

  • 1