Local

'El estado del Guadaíra era una vergüenza para la Administración'

'Gracias a Dios no tenemos un punto tan negro en Andalucía como el Guadaíra', admite la directora general de Planificación y Participación de la Agencia Andaluza del Agua, que valora la progresiva vuelta a la vida del río: 'Es como cuando Tierno Galván dijo 'os voy a poner patos en el Manzanares'

el 16 sep 2009 / 02:11 h.

TAGS:

-¿Está de verdad el Guadaíra tan recuperado como para decir que está volviendo a la vida?

-Pues sí, y ha sido gracias a la rebelión de los propios ciudadanos porque no podían disfrutar del río. Esa iniciativa la hicieron valer a través de todas las instituciones: al final fue el Parlamento el que le dijo a la Junta que arreglase el asunto y en 1996 se puso en marcha un plan coordinado.

-¿Cuál era la situación del río cuando arrancó el proceso?

-De los siete municipios que vierten al río entonces sólo dos tenían depuradora, Dos Hermanas y Alcalá. A eso se une que la industria enclavada en la zona de influencia del Guadaíra es la del aderezo de aceitunas, con un sistema productivo que incorpora necesariamente sosa cáustica, una sustancia altamente contaminante que después era vertida directamente al río.

-Se llegó a decir del Guadaíra que era el río más contaminado de Europa...

-Pues sí, pero por lo del aderezo de la aceituna. Es un proceso productivo altamente contaminante, tanto que ni siquiera hoy día esos vertidos pueden ir directamente a las depuradoras, van a balsas de evaporación previa. Con la iniciativa privada se ha analizado el tema, y ahora ya hay hasta balsas de evaporación antes de entrar en la depuradora en Morón, Dos Hermanas y Arahal.

-¿Las sanciones han ayudado a la toma de conciencia de empresas y ayuntamientos?

-Indudablemente la Administración tiene que ejercer su función de policía ante los incumplidores, porque es cierto que hemos provocado el cambio de las ordenanzas municipales. Los ayuntamientos son los responsables de toda la política del ciclo integral de agua, son ellos los que deben dictar normas para decir cómo tienen que verter las aguas a sus alcantarillas. Y a las empresas ha habido que decirles que las aguas residuales que generan no pueden verterlas ni siquiera al alcantarillado. Gracias a eso las actuaciones que ha hecho la iniciativa privada son importantes: Aceitunas Guadalquivir, Ángel Camacho, Oleo Morón, Castillo López?

-¿Los resultados se deben en buena parte a la mano dura judicial y de la Junta?

-No estoy convencida de que eso sea así. Creo que es necesario, porque si la Administración no controla está incumpliendo una de sus funciones y por lo tanto tiene que sancionar al infractor, pero ha sido una tarea de todos, de la sociedad y de la Administración.

-¿El Guadaíra estaba muerto?

-Estaba muerto, había perdido la vida, los ecosistemas no podían desarrollarse... Recuperar eso ahora cuesta tiempo. Ya está el agua en unas condiciones en que se puede volver a la vida, de hecho en las riberas ya lo estamos viendo, pero cada especie necesita un tiempo para volver aquí. Pero sí, el Guadaíra ya está en condiciones para poder volver a la vida.

-¿Este río es el que más trabajo está costando de recuperar de toda Andalucía?

-Gracias a Dios no tenemos un punto tan negro en Andalucía como éste, ni ese proceso tan tremendamente contaminante, pero vamos a detectar otras situaciones semejantes que necesiten una actuación más especial para restaurar o recuperar un río. Es el modelo a seguir en el análisis que estamos haciendo para elaborar la estrategia de restauración de ríos en Andalucía.

-¿Se va a exportar el modelo?

-Exactamente, vamos a extenderlo a otros lugares, una labor en la que será muy importante la actuación social. Creo que la sociedad cada vez es más madura: el cómo se cuidan los ríos te hace sentir el nivel de madurez y desarrollo de una sociedad.

-¿El estado del río era una vergüenza para la Administración?

-Efectivamente, eso es así y así hay que reconocerlo. Esas situaciones no deben llegar a darse y tienen que corregirse antes.

-¿Siguen temiendo que se vuelvan a producir vertidos los días de lluvia?

-Eso ahora lo tenemos muy controlado, se están vigilando los vertidos de las industrias. Ya detectamos rápido quién lo ha hecho, porque el dominio hidráulico tiene puntos motorizados de la calidad del río.

-Mirando atrás, ¿qué es lo que más ha costado en este tiempo?

-El tema de los vertidos de las industrias, hasta que lo hemos reconducido obligando a los ayuntamientos a publicar ordenanzas. Sin estas normas no tenían instrumentos normativos para poder sancionar, y ya puedes poner todos los instrumentos reparadores para depurar que si no arreglas el origen y no actúas preventivamente, de nada sirve. Ahora tenemos la satisfacción de los peces que vuelven, que es como cuando Tierno Galván dijo "os voy a poner patos", y los patos volvieron al Manzanares. Y es que los seres vivos son indicadores de la calidad.

  • 1