Economía

El Estado reduce el déficit un 42%

El plan de consolidación fiscal hace que en agosto se sitúe en el 3,3% del PIB.

el 27 sep 2010 / 11:51 h.

El secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, ayer en la presentación.

El Estado registró un déficit de 34.849 millones de euros entre enero y agosto, el 3,3% del PIB, frente al saldo negativo de 60.304 millones del mismo periodo de 2009, lo que supone una reducción del 42,2%, según avanzó ayer el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña.

Este resultado fue consecuencia de unos pagos de 116.700 millones, un 3,5% menos, y de unos ingresos de 81.851 millones, un 35,1% más.

En rueda de prensa, Ocaña señaló que la senda de consolidación fiscal está dando "los resultados que cabía esperar", con una reducción importante del déficit y un aumento "significativo" de los ingresos por IVA. "Estamos perfectamente en línea con la evolución prevista", señaló, tras augurar que las previsiones para 2011 también son "razonables".

En términos de caja, una metodología contable que anota los ingresos y pagos que efectivamente se han realizado, el déficit del Estado ascendió a 37.054 millones en los ocho primeros meses, frente al saldo negativo de 62.452 millones registrado en el mismo periodo del año anterior.

Los ingresos impositivos crecieron por sexto mes consecutivo al aumentar un 13,8% gracias a las medidas de consolidación fiscal aprobadas por el Gobierno y a las menores devoluciones del IVA, cuya recaudación creció un 66,2%, hasta 31.278 millones.

En concreto, los impuestos directos generaron unos ingresos de 55.371 millones hasta agosto, un 1,4% menos, por el comportamiento del Impuesto de Sociedades. Por figuras impositivas, el IRPF acumula una recaudación de 42.246 millones, el 5,7% más en comparación con 2009.

Esta evolución positiva del IRPF se explica, según Ocaña, por el menor importe de las devoluciones realizadas y por el efecto de las medidas fiscales aprobadas por el Gobierno, como la supresión parcial de los 400 euros y la subida del tipo de las rentas del capital del 18% al 19%.

En cuanto a los impuestos indirectos, éstos proporcionaron una recaudación de 46.334 millones en lo que va de año, lo que supone un crecimiento del 39,7% en relación con el ejercicio precedente, reforzados por la subida del IVA que, según Ocaña, constata que el consumo no se ha visto afectado por la subida.

De hecho, sostiene que en la evolución del IVA siguen operando los mismos factores que en otros meses: el descenso de las devoluciones, los ingresos derivados de los aplazamientos concedidos y la mejora de la actividad económica, ya que el dato no permite valorar todavía el efecto de la subida en julio por la prórroga hasta septiembre del periodo de pago de devengos.

Los ingresos por impuestos especiales, por su parte, crecieron un 4,5%, hasta 13.226 millones. En concreto destacan los incrementos de la recaudación en el impuesto sobre el tabaco (6,3%) y sobre la electricidad (9,8%).

En cuanto a los pagos no financieros, sumaron 115.984 millones, lo que supone un retroceso interanual del 4,6%. Se trata de la segunda reducción consecutiva desde enero de 2009.

Los menores pagos por transferencias corrientes y por transferencias de capital explican este comportamiento, ya que los salarios del personal activo crecieron un 2,3% hasta agosto, lo que supone un punto más de lo registrado hace un mes, mientras que los gastos corrientes presentaron un retroceso del 3,4%.

A cierre de julio, el Estado tuvo una necesidad de endeudamiento de 35.186 millones frente a los 68.219 del mismo periodo del año anterior, una caída del 48%.

Un 30% menos de superávit
La Seguridad Social tuvo un superávit de 7.480,12 millones hasta agosto, el 30,13% menos que en el mismo periodo de 2009. El superávit, que supone el 0,71% del PIB, fue resultado de unos ingresos de 82.836,23 millones, el 0,49% menos, y unos gastos de 75.356,11 millones, el 3,89% más.

Los gastos previstos pendientes de imputación presupuestaria representan en torno a 1.100 millones, lo que implica la disminución del superávit registrado.

Para el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, la "enorme" contención del gasto corriente y de los gastos de funcionamiento y el ahorro en incapacidad temporal garantiza que se pueda hacer frente al gasto en pensiones y prestaciones.

La recaudación líquida fue de 78.705,57 millones, el 1,66% menos, mientras que los pagos aumentaron el 3,85%, a 75.021,44 millones.

Las cotizaciones sociales ascendieron a 70.497,85 millones, el 0,24% menos que en los ocho primeros meses de 2009. En conjunto, la Seguridad Social prevé ingresar este año 107.376,3 millones por este concepto.

Respecto a los gastos, las prestaciones alcanzaron los 68.394,46 millones, el 90,76% del gasto total realizado.

  • 1