Local

El Estado resarcirá a Andalucía con 1.504 millones por el déficit inversor

La Junta aspira a recibir en este ejercicio el dinero de la deuda de dos años (2008 y 2009) y negociará la fórmula de pago en pocos días.

el 15 oct 2011 / 19:30 h.

TAGS:

El consejero de Economía, Antonio Ávila, anunció ayer la cifra de la deuda que le había transmitido el ministerio. / julio muñoz (efe).

El Gobierno central entregará a la Junta 1.504 millones de euros para compensar el déficit en inversiones estatales en Andalucía durante 2008 y 2009. Son 132 millones más del cálculo que hizo el propio Ejecutivo andaluz al cifrar la deuda que el Estado contrajo con la comunidad por el incumplimiento de la Disposición Adicional Tercera del Estatuto, según la cual, la "inversión estatal en la comunidad "será equivalente al peso de la población andaluza sobre el conjunto del Estado", es decir, un 17,8%.

Este compromiso estatutario se aplicaría durante siete años, hasta 2014. En los ejercicios presupuestarios de 2008 y 2009 el Gobierno incluyó ese porcentaje de infraestructuras para Andalucía, pero cuando culminó el año no todas se habían ejecutado. La Junta cuantificó el déficit de esos dos años en 1.372 millones de euros -670 correspondientes a 2008 y 702 a 2009- y expuso esa cifra sobre la mesa en la reunión de la Comisión Bilateral del pasado 16 de septiembre. Entonces, el secretario de Estado de Cooperación Territorial, Gaspar Zarrías, dio por hecho que los cálculos de la Junta serían acertados, porque "Andalucía hace siempre bien las cuentas", aclaró.

Pese a todo, la cifra estaba aún pendiente de una posterior verificación por parte de la Intervención General del Estado, que ha culminado sus cuentas hace un par de días y cuyo resultado definitivo arroja un dato positivo para Andalucía: 1.504 millones de euros, la suma de dos partidas anuales (prácticamente idénticas) correspondientes a 2008 y 2009.

Fue el consejero de Economía, Antonio Ávila, quien anunció ayer que el secretario de Estado del ramo, Juan Manuel López Carbajo, le había llamado el día antes para informarle de que según los cálculos de la Intervención General, el desvío en inversiones estatales en territorio andaluz de esos dos años era mayor del previsto. "Se ha cerrado una cuestión que estaba abierta. Era algo que venía en el Estatuto y que hasta ahora no se había cumplido", aseguró Ávila. La noticia no es que haya sido una sorpresa absoluta para la Junta. "Nuestros cálculos podían quedarse cortos, pero nunca pasarse de largo. Ciframos un mínimo en las inversiones ejecutadas que era muy fácil de demostrar, y el número podía variar al alza según los datos de inversión del resto de comunidades, pero nunca habríamos admitido menos de esos 1.372 millones que calculamos al principio", explican.

Fórmulas de pago. Una vez que Gobierno y Junta han consensuado la cifra del déficit, el siguiente caballo de batalla del Ejecutivo andaluz será la fórmula de pago, que se decidirá en una comisión mixta la próxima semana. La Junta aspira a la mayor: ingresar los 1.504 millones de euros mediante una transferencia de capital, del que poder disponer este mismo ejercicio. Pero eso dependerá de la negociación. De antemano hay dos posibilidades de pago: o por medio de una transferencia de capital, o mediante incrementos adicionales a los Presupuestos de 2012. Esta segunda opción es la menos deseada, porque dejaría el compromiso de pago en manos del próximo Gobierno estatal, que según apuntan las encuestas estará dirigido por el PP. De hecho, los populares sospechan que el acuerdo es una "artimaña" -como lo llamó Javier Arenas- para que no sea este Gobierno, sino el siguiente, el que tenga que saldar la deuda con Andalucía. La portavoz de los populares, Rosario Soto, calificó ayer el acuerdo de "puro teatro", y conminó al Estado a "entregar ese dinero antes de que finalice el mandato".

En la Comisión Bilateral del 16 de septiembre se anunció, por parte de la Junta, que la metodología de pago acordada sería distinta para el déficit de 2008 que para el de 2009. Los 670 millones de la deuda calculada para el primer ejercicio se transferirían directamente a la Junta, de inmediato, mientras que los 702 millones restantes irían consignados en los Presupuestos Generales de 2012. En el primer caso, el dinero lo podría gastar la Junta y en el segundo sería el Gobierno el que reinvertiría en el capítulo de infraestructuras. Sin embargo, fuentes del Ejecutivo andaluz cercanas a la negociación negaron ayer que ésta sea la fórmula final acordada, ni tan siquiera que sea la preferida por la Junta.

  • 1