martes, 19 febrero 2019
15:12
, última actualización
Economía

El Estado tuvo hasta mayo un déficit de 18.818 millones, el 1,79% del PIB

Este balance es consecuencia de unos ingresos de 51.688 millones, el 15,6% más que en el mismo periodo de 2009, y unos gastos de 70.506 millones, el 9% más.

el 22 jun 2010 / 09:07 h.

El Estado registró hasta mayo un déficit de 18.818 millones de euros, el 1,79% del PIB, lo que supone un descenso del 5,7% respecto al mismo periodo del año anterior cuando el saldo negativo fue de 19.949 millones, según informó hoy el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña.

Este balance es consecuencia de unos ingresos de 51.688 millones, el 15,6% más que en el mismo periodo de 2009, y unos gastos de 70.506 millones, el 9% más.

En términos de caja -que computa los ingresos y pagos cuando se efectúan y no cuando se comprometen, como hace la contabilidad nacional-, el Estado registró hasta mayo un déficit de 22.878 millones, superior al saldo negativo de 19.102 millones alcanzado hasta mayo en 2009.

En su comparecencia cuatrimestral en el Congreso, Ocaña destacó la recuperación importante de los ingresos impositivos, que representan el 92,7% del total, y que crecieron el 7,4% respecto a los cinco primeros meses del año pasado, hasta alcanzar los 65.988 millones.

Además, añadió que los datos de mayo confirman que las previsiones del Gobierno se están cumpliendo. Los ingresos no financieros totales ascendieron a 71.180 millones, el 2,4% más.

El secretario de Estado señaló que el aumento de los ingresos impositivos se debió principalmente a la recaudación por IVA, que aumentó el 21,9%, hasta recaudar 22.446 millones. A este incremento contribuyó el descenso de las devoluciones anuales por el impuesto y el aumento de los ingresos por los aplazamientos concedidos durante los meses precedentes.

Ocaña destacó que también influyen en ese aumento de los ingresos por IVA otros aspectos como el incremento de los ingresos por importaciones y el mejor comportamiento de las ventas interiores.

Asimismo, el IRPF registró hasta mayo una recaudación de 28.679 millones, el 3,6% más, como consecuencia de las medidas normativas de consolidación fiscal y de la supresión parcial de la deducción de los 400 euros y la subida al 19% del tipo de retención a las rentas del capital.

En el Impuesto sobre Sociedades, la recaudación ascendió a 4.383 millones, el 18,1% menos, debido sobre todo a la caída de los pagos fraccionados.

Los ingresos por Impuestos Especiales aumentaron el 4,8% hasta los 7.987 millones, con incrementos del Impuesto sobre el Tabaco (5,7%), del Impuesto sobre Hidrocarburos (4,1%) y del Impuesto sobre la Electricidad (6,8%).

Además, los pagos no financieros alcanzaron los 74.184 millones, el 14,5% más, debido al anticipo a cuenta a las comunidades autónomas de los recursos adicionales del nuevo sistema de financiación y al adelanto de las transferencias del Servicio Público de Empleo estatal.

  • 1