Economía

El Euríbor cierra marzo al 1,215% y rebaja las hipotecas en 500 euros

El índice se acerca más al suelo fijado por los expertos, que se sitúa en el 1,20%

el 31 mar 2010 / 10:05 h.

El Euríbor, el principal indicador para el cálculo de hipotecas, cerró el mes de marzo con un nuevo mínimo histórico (1,215%), el duodécimo de los últimos trece meses, lo que repercutirá en las hipotecas contratadas hace un año que se revisen en abril con descuentos de alrededor de los 500 euros anuales.

El dato de marzo, que deberá ser confirmado por el Banco de España en los próximos días, coloca al indicador siete décimas por debajo de la tasa del mismo mes de 2009 (1,909%), cuando se situó en su tasa mensual más baja desde marzo de 2004 (2,055%).

En los últimos tres meses, el Euríbor ha seguido una racha bajista que se había interrumpido en diciembre, pero que retomó en enero y febrero, con los mercados conscientes de que, si bien lo peor de la crisis ha pasado ya, la recuperación podría ser más lenta de lo esperado.

La caída del Euríbor abaratará de nuevo la cuota de las hipotecas que los consumidores pagan mes a mes. En concreto, para una hipoteca media de 120.000 euros, a un plazo de 25 años y con un diferencial del 0,80%, las familias pagarán 509 euros al mes, frente a los 550 euros que pagaban en marzo de 2009. Esto supone un ahorro de 41 euros al mes y de casi 500 euros al año.

En el caso de las hipotecas con revisión semestral, la caída será de sólo 7 euros, y el recorte anual no llegará a 100 euros.

El indicador marcó ayer en su negociación diaria el 1,212%, una milésima por encima del mínimo histórico intradía que alcanzó el martes (1,211%). De este modo, el Euríbor se acerca cada vez más al suelo fijado por la mayoría de los expertos en el 1,20%. Entre el verano y el otoño de 2008, el indicador alcanzó máximos históricos al rebasar el 5,3% y, coincidiendo con la quiebra de Lehman Brothers y el cambio de rumbo de política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), dio comienzo a una trayectoria bajista que duró catorce meses.

El ligero repunte de diciembre de 2009 (1,242%) obedeció a la impresión general de que lo peor de la recesión había pasado, y supuso la mayor caída interanual desde que el BCE tomara el mando de la política económica europea en 1999.

En enero de 2010, cayó de nuevo al 1,232% y en febrero al 1,225%, en medio de la incertidumbre sobre la solidez de la recuperación económica y las dudas que despierta la solvencia de algunas economías de la Zona Euro -Grecia, España, Portugal e Irlanda-.

A lo largo del mes de febrero el pánico invadió los mercados, a lo que se sumó la depreciación de la moneda única europea y la impresión generalizada de que la recuperación en la Eurozona será más lenta de lo previsto, con lo que el mercado interbancario volvió a mostrar signos de desconfianza y el Euríbor regresó a mínimos.

Según algunos analistas, el indicador debería comenzar a repuntar a mediados de año y podría acabar 2010 en torno al 1,50%, una vez que el BCE cambie el rumbo de su política monetaria y decida subir los tipos de interés.

Aun así, los analistas matizan que este aumento será muy lento y progresivo y siempre condicionado por la firmeza de la recuperación económica, requisito indispensable para que el BCE modifique su política monetaria.

  • 1