Economía

El Euríbor rompe cinco meses de alzas pero aún encarece la hipoteca

Un respiro porque frena su escalada, aunque para quienes tengan que revisar su hipoteca en las próximas semanas con el Euríbor de agosto la cuota mensual subirá un promedio de 67 euros en la actualización anual y unos 80 en la semestral. El indicador está aún en zona de máximos históricos.

el 15 sep 2009 / 10:54 h.

Un respiro porque frena su escalada, aunque para quienes tengan que revisar su hipoteca en las próximas semanas con el Euríbor de agosto la cuota mensual subirá un promedio de 67 euros en la actualización anual y unos 80 en la semestral. El indicador está aún en zona de máximos históricos.

El Euríbor, el indicador más utilizado para calcular el interés de las hipotecas en nuestro país, rompió en agosto cinco meses consecutivos de subidas, tras bajar siete centésimas respecto a julio y cerrar en el 5,323%. Se trata, eso sí, de un dato aún provisional, y habrá que aguardar al oficial -ambos suelen coincidir- que publique a mediados de septiembre el Banco de España para que sea válido en la suscripción y actualización de los préstamos.

A pesar de este retroceso, que conlleva un ligero respiro para las economías de las familias -por lo menos, frena su escalada-, el pago de la hipoteca seguirá encareciéndose, pues tanto hace un año -para las revisiones anuales- como seis meses atrás -para las semestrales- el tipo se encontraba sensiblemente por debajo.

De hecho, esta moderación de agosto no impide que el indicador hipotecario continúa rozando máximos históricos, ya que no ha conseguido bajar de la barrera psicológica del 5% que alcanzó en junio pasado. Así, en un préstamo medio (170.808 euros), su actualización anual supone 67 euros adicionales en la cuota mensual, y 80 en la semestral -ver explicación anexa-.

Desde 1999, cuando comenzó a cotizar el Euríbor, el indicador sólo ha estado en dos ocasiones, junio y julio de este año, por encima del promedio alcanzado en el mes que mañana termina. El tipo a 12 meses, el índice más usado por la banca para prestar dinero a sus clientes, ha oscilado desde 1999 entre un mínimo del 2,014% y un máximo del 5,393% alcanzado el pasado julio.

Aunque las siete centésimas de agosto no haya sido un recorte precisamente considerable, sí marca el comienzo de una tendencia a la baja en el indicador hipotecario. Los analistas más pesimistas consideran que el Euríbor acabará este año en el entorno del 5%, mientras que los más optimistas hablan del 4,75%.

A favor de los primeros juega el hecho de que ya el Banco Central Europeo (BCE) haya sugerido que no va a recortar los tipos de interés (precio oficial del dinero, una de las principales referencias para la evolución de las cotizaciones del Euríbor), pero que tampoco va a incrementarlos.

Para que haya un abaratamiento del interés hipotecario, sería necesario que no resurjan las tensiones inflacionistas en los próximos meses, y que viven pendientes de lo que, principalmente, hagan los precios del petróleo, al tiempo que condicionan las decisiones sobre la política monetaria del BCE.

En estos momentos, el precio del dinero para los países del Eurosistema está en el 4,25%. Y aunque hay presión inflacionista, también un corto crecimiento económico que aconseja no subir aquel.

  • 1