Local

El ex alcalde es inhabilitado ocho años por delitos urbanísticos

Padilla pacta la sentencia por el caso de las naves y los chalés ilegales.

el 18 ene 2010 / 20:41 h.

TAGS:

Justo Padilla, alcalde de Guillena.
Justo Padilla no volverá a ser alcalde ni concejal de Guillena por lo menos los próximos ochos años y medio. El ex regidor pactó ayer con al Fiscalía su inhabilitación especial tanto por su gestión en las obras de los chalés de la urbanización en la zona protegida de Lagos del Serrano como en la concesión de licencias de obra para construir naves industriales en suelos del polígono El Cerro, declarados zona verde.

Padilla recalcó que se trata de una "inhabilitación especial", que sólo le impide "ser concejal, alcalde o un cargo público que pueda conceder licencias de obra", algo que es compatible con su puesto en la Mancomunidad de la Vega. "De otra manera no habría aceptado", aseveró ayer Padilla.

El ex regidor, que gobernó 30 años en Guillena hasta que se retiró a finales de mayo, aceptó ante el Juzgado de lo Penal número 12 una pena de siete años de inhabilitación especial por un delito de prevaricación por omisión, al no actuar contra la urbanización construída en suelos no urbanizables de especial protección oficial de los Lagos del Serrano.

Fuentes judiciales informaron a la agencia Europa Press de que la instancia judicial tenía fijada para hoy una vista oral sobre la causa, a cuenta de la construcción de viviendas de renta libre en suelos declarados no urbanizables de los Lagos del Serrano, diligencias incoadas a cuenta de la denuncia de la Fiscalía de Medio Ambiente, Urbanismo y Patrimonio.

Los hechos, como se recordará, motivaron en su momento la apertura de diligencias contra 37 de 186 propietarios investigados, toda vez que fue un colectivo de vecinos quien elevó los hechos a la Fiscalía después de que el Consistorio intentara cobrarle la instalación de servicios públicos pese a ser edificaciones levantadas en suelos no urbanizables.

El ex alcalde, en la instrucción del caso, declaró en calidad de imputado que, cuando el Consistorio tuvo conocimiento de los trabajos de la urbanización, emitió expedientes de paralización en los que avisaba a los dueños de que, en caso de no suspender las obras, podría intervenir la Policía Local.

Además de aceptar siete años por este delito, Padilla también acordó con la Fiscalía la resolución de las diligencias sobre la concesión de una licencia de obra para construir naves en un lugar reservado para zona verde, por el que aceptó una condena de ocho años y medio de inhabilitación especial y una multa de 2.700 euros.

Esta inhabilitación tiene "las mismas cláusulas que la anterior", según explicó el propio ex regidor -la imposibilidad de ejercer los puestos de alcalde o concejal o cargos relacionados con la concesión de licencias-.

Asimismo,  aclaró que le han impuesto una sanción de 18 meses "a razón de cinco euros por día", que hace un total de 2.700 euros para "cerrar" las diligencias relativas a las naves del polígono El Cerro, un caso que aún estaba en instrucción.

Padilla aseguró que al concurrir dos conformidades con penas "que se solapan", prevalece "la mayor", la de las naves del polígono El Cerro, por lo que insistió en que sólo cumplirá la condena de ocho años y medio.

  • 1