Local

El éxito del carril bus del Puente de Hierro provocará que se amplíen algunas líneas

La infraestructura se estrenó hace apenas un mes, y ya el próximo día 15 está previsto que la M-140 incorpore dos nuevos servicios por el aumento de la demanda.

el 07 dic 2009 / 17:58 h.

TAGS:

Imagen del día de la inauguración

Un mes después de su apertura para el uso del transporte público del área metropolitana, el Puente de Hierro arroja un balance positivo, con una reducción considerable del tiempo que tardan los autobuses en cubrir el trayecto entre el Aljarafe y la capital hispalense, con empresas que incluso están pensando en ampliar sus servicios como resultado de esta mejora y hasta con un incremento de los usuarios.

Estas ventajas son para los 3.500 usuarios que utilizan a diario las ocho líneas del Consorcio de Transportes del área metropolitana que se benefician de este puente de uso exclusivo para el transporte público, los peatones y los ciclistas, si bien en el futuro está también llamado a convertirse en carril para vehículos de alta ocupación (VAO), es decir, aquellos con tres o más viajeros a bordo.

De este modo, las empresas concesionarias Tranvías de Sevilla y Damas hablan de un ahorro medio de cuatro minutos por viaje, lo que les está permitiendo cumplir los horarios establecidos, incrementando la calidad en la regularidad y la puntualidad del servicio, según informaron desde la Consejería de Obras Públicas, responsable de la puesta en marcha del viaducto.

Las mismas fuentes anunciaron que el consorcio trabaja actualmente en las especificaciones técnicas necesarias para la utilización del puente en ambos sentidos por los autobuses, mediante un sistema de regulación semafórica. Los ahorros que se dan actualmente en los tiempos de recorridos serán todavía mayores cuando los autobuses puedan utilizar el puente en ambos sentidos, como estaba previsto.

Cabe destacar, de forma significativa, la mejora apreciada en la línea M-140, que atiende las poblaciones de La Puebla del Río, Coria del Río y Gelves, ya que estos ahorros de tiempo van a permitir aumentar la oferta con dos nuevos servicios a partir del día 15, tras registrarse un repunte en la demanda de los usuarios.

La mejora de los tiempos de recorrido es el objetivo principal de la plataforma reservada para el transporte público, ya que evita que los autobuses tengan que compartir la misma vía empleada por el tráfico privado, especialmente los conflictivos puentes de Juan Carlos I y Reina Sofía, colapsados a diario.

El de San Juan de Aznalfarache es el primer carril bus que se habilita para salvar el río Guadalquivir, si bien la Junta de Andalucía tiene previstos dos recorridos más, uno desde Gelves y otro desde Camas, aprovechando para ello el puente ferroviario de este último municipio. Este proyecto se está todavía negociando con los consistorios de los términos municipales afectados, ya que son necesarias algunas expropiaciones para poder habilitar los carriles exclusivos para el transporte público.

Las obras de restauración del Puente de Hierro, así como la de los viaductos de acceso al mismo, finalizaron el pasado mes de octubre tras una inversión de 4,8 millones de euros. Esta infraestructura, de marcado interés histórico y simbólico ya que acaba de cumplir 80 años, fue sometida a trabajos de consolidación, así como de reposición de barandillas, pintura y adaptación de la calzada, dotándola de iluminación, acerado, plataforma reservada para transporte público y carril bici de dos direcciones.

La construcción de esta infraestructura en San Juan de Aznalfarache formaba parte del Plan de Mejoras del Puerto de Sevilla, redactado por José Delgado Brackenbury en 1927. Tras realizar la nueva corta del Guadalquivir a través de la vega de Triana, el puente era necesario para restituir el tráfico terrestre entre Sevilla y los pueblos de la margen derecha del río, sin impedir el tráfico marítimo. Destaca que en su día tuvo uso para el transporte público porque era recorrido por un tranvía.

  • 1