Deportes

El extraño caso de Konko

Llegó como el fichaje más caro de la temporada, como un fijo para el lateral derecho tras la marcha de Daniel y como una apuesta segura tras su gran temporada en la Serie A con el Genoa, pero lo cierto es que Abdoulay Konko está siendo una de las grandes decepciones de la temporada.

el 15 sep 2009 / 22:38 h.

Llegó como el fichaje más caro de la temporada, como un fijo para el lateral derecho tras la marcha de Daniel y como una apuesta segura tras su gran temporada en la Serie A con el Genoa, pero lo cierto es que Abdoulay Konko está siendo una de las grandes decepciones de la temporada.

El caso de este futbolista francés nacido en Marsella pero de origen africano es ciertamente curioso. El Sevilla logró hacerse con sus servicios tras una auténtica batalla con los grandes de Italia. El Inter, el Milan, la Juventus y la Roma se habían fijado en él tras su gran temporada en el Genoa y quisieron tenerlo en sus filas, pero finalmente fue el Sevilla el que puso más empeño y, sobre todo, más dinero y logró su traspaso a cambio de unos nueve millones de euros, ni más ni menos.

La cantidad, ciertamente, fue elevada, pero en cualquier caso parecía invertida en un futbolista de garantías y de rendimiento medio-alto. Eso es lo que se desprendía de su primera temporada completa en la élite, a la que llegó a cambio de un millón de euros, pagados por el Genoa al Siena por su pase. Un año después multiplicó su valor por nueve. El caso es que en el conjunto genovés realizó una temporada realmente notable. Disputó 37 partidos, es decir, sólo se perdió un encuentro de Liga, y anotó tres goles. Registros de relevancia para un lateral derecho. Incluso se discutió en su momento en Francia a Domenech por no incluirlo en la convocatoria para la Eurocopa tratándose de un futbolista potente, polivalente y muy completo.

Pues bien, en el Sevilla ha dado casi la imagen opuesta. Cuando ha tenido continuidad ha rendido a buen nivel, pero en Konko la continuidad es casi una quimera. En la Liga esta temporada ha participado tan sólo en nueve partidos, siete de ellos completos. Pero lo que más llama la atención es que no ha pasado de tres partidos consecutivos. A la mínima se ha vuelto a resentir de sus molestias y ha dejado al equipo huérfano en el lateral derecho.

Preparación. El origen del problema es su estado físico. El jugador sufrió una lesión en la rodilla y, tras la misma, no completó su recuperación correctamente, a juicio de los médicos sevillistas. A raíz de ahí han llegado los problemas musculares. Ya Manolo Jiménez, en verano, reconoció que el francés no estaba "al cien por cien" físicamente.

Además, en la pretemporada no pudo trabajar al mismo ritmo que sus compañeros y esa deficiencia se ha plasmado durante la temporada. Sobrecargas y contracturas torpedearon su primera parte de la campaña y justo cuando parecía arrancar, volvió a recaer con más gravedad. Lo que en un principio era una microrrotura en el adductor no ha tenido nada de 'micro'.

Lo que en principio era una baja de tres semanas alcanzará los dos meses. Jiménez espera contar con él la próxima semana ante el Atlético de Madrid. No sería mala fecha para comenzar a demostrar lo que se le presupone y lo que le ha llevado a firmar por el Sevilla hasta 2013.

  • 1