lunes, 25 marzo 2019
12:32
, última actualización
Local

El fallecido al caer su coche a un canal era profesor de un instituto de Tocina

El accidente de tráfico se produjo en una curva muy cerrada de la carretera que une este municipio con El Viso del Alcor (A-3201).

el 11 may 2010 / 10:10 h.

TAGS:

Buzos de la Guardia Civil rescatan el vehículo. Foto: EFE

Un profesor del instituto Ramón y Cajal de Tocina murió ayer tras salirse el vehículo que conducía de la carretera y caer al canal del Bajo Guadalquivir. El joven, de 30 años, falleció en el acto y su cuerpo fue rescatado horas después en una operación coordinada entre los bomberos de la Diputación de Sevilla y la Guardia Civil.

El accidente de tráfico se produjo sobre las 8.00 horas en el kilómetro 23,4 de la carretera que conecta Tocina y Los Rosales con El Viso del Alcor (A-3201). Según la versión ofrecida por la Guardia Civil y la Policía Local de Tocina, el conductor perdió el control de su vehículo en una curva cerrada y muy conocida por los vecinos de este municipio de la comarca de la Vega, y acto seguido, el coche cayó al canal.

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron agentes de la Policía Local y el equipo de atestados de la Guardia Civil. Este último se hizo cargo de la operación de rescate del cuerpo, que resultó bastante complicada, a través del grupo especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil, aunque también contó con la colaboración de los bomberos de la Diputación de Sevilla.

Según testigos de la operación, cuando el cadáver fue sacado del vehículo llevaba un bolígrafo en la mano, lo que podría esclarecer las causas del fatal siniestro. El fallecido era de Sevilla y ejercía de profesor en el instituto Ramón y Cajal de Tocina que, tras conocer el desenlace fatal, decidió suspender hoy las clases en señal de duelo.

Éste no es el primer siniestro que se produce en esta curva. Una pareja de Lora del Río, de 17 y 19 años, falleció el 1 de abril de 2007 cuando su vehículo se salió de la vía y acabó en el canal. Sus cuerpos no se localizaron hasta un día después, cuando una patrulla de la Guardia Civil que pasaba por el lugar observó un automóvil que estaba casi sumergido en las aguas. Según explicaron fuentes municipales, la curva en la que se produjo ayer el siniestro reviste cierta peligrosidad, aunque también precisaron que ésta está debidamente señalizada para evitar sucesos como el ocurrido.

  • 1