Local

El fantasma de la invencible

Más de 400 años después del desastre de la Armada Invencible, la leyenda de un fantasma planea sobre la ciudad de Torquay en relación con el trágico destino de 397 prisioneros de un galeón andaluz. Muchos sucumbieron a las duras condiciones. Entre ellos, una muchacha.

el 14 sep 2009 / 21:10 h.

TAGS:

Más de 400 años después del desastre de la Armada Invencible, la leyenda de un fantasma planea sobre la ciudad de Torquay en relación con el trágico destino de 397 prisioneros de un galeón andaluz. Muchos sucumbieron a las duras condiciones. Entre ellos, una muchacha.

Aunque han pasado más de cuatrocientos años del desastre de la Armada Invencible, la leyenda de un enigmático fantasma de la malograda escuadra aún persigue a una pequeña ciudad costera del sur de Inglaterra. El espectro continúa merodeando hoy día en la memoria colectiva de Torquay, donde nació la célebre escritora de novelas de intriga Agatha Christie.

El origen de la leyenda se remonta a julio de 1588, cuando arribaron a esa ciudad 397 prisioneros de guerra de la "Grande y Felicísima Armada", nombre que el rey Felipe II de España (1527-1598) dio a la gran flota -más de 130 buques- que armó para invadir Inglaterra con el fin de reimplantar el catolicismo.

Los presos procedían del Nuestra Señora del Rosario, galeón de la fracción andaluza que, en una maniobra de abordaje sobre un barco inglés, colisionó con otra nave española y quedó a merced del enemigo. La pérdida del navío -buque insignia del escuadrón andaluz- supuso un varapalo para una Armada que alcanzó la costa diezmada por las tormentas.

Según el historiador local John Risdon, las autoridades de Torquay recluyeron a los presos en un granero de la Abadía de Torre, erigida en 1196 cerca de la costa y actualmente en proceso de restauración. El llamado Spanish Barn, uno de los graneros medievales ingleses mejor conservados, se tornó en un infierno para los reclusos, hacinados y expuestos a una plaga de ratas y enfermedades.

¡UNA MUJER! Está comprobado que algunos hombres murieron, asegura Risdon. Al parecer, uno de los fallecidos recibió la extremaunción de un sacerdote, quien reparó en que el difunto era... ¡una muchacha! "La historia -explica el investigador- habla de una dama española que se había disfrazado de marinero para seguir a su esposo o amante y que murió durante el encarcelamiento".

"Y su espíritu -prosiguió- es el fantasma que puede verse vagando por la zona", según los avistamientos que menciona la leyenda. Durante años, no han faltado testigos que aseguran haber visto la silueta de una joven que deambula con rostro abatido y cabizbajo y que desaparece por la entrada del granero.

Risdon no descarta la existencia de la misteriosa chica, porque "las mujeres solían embarcarse a veces en los navíos, especialmente para los oficiales".

Juan Estrada, un valenciano de 40 años que regenta un restaurante en la ciudad, confiesa no haber visto fantasma alguno, pero tiene una teoría: "A lo mejor lo han creado los ingleses para hacer publicidad y que la gente vaya a ver" al famoso granero).

El historiador John Risdon propone otro acertijo: ¿qué pasó con el oro que transportaba el Nuestra Señora del Rosario para pagar a los tercios españoles en Flandes? Porque, de acuerdo con Risdon, "la mayor parte del oro desapareció...".

  • 1