lunes, 21 enero 2019
22:11
, última actualización
Local

El faro que ilumina la campiña

El Rey Juan Carlos I inauguró la primera planta termosolar capaz de generar energía las 24 horas del día

el 04 oct 2011 / 12:48 h.

TAGS:

Eugenia junto a su madre y prometido el domingo pasado.

Al poco de pasar la salida de Carmona, un haz de luz asoma tímidamente por el horizonte de camino por la autovía de Madrid (A-4). Ese resplandor, con el paso de los kilómetros en carretera, se hace más intenso y va tomando forma de torre. Es Gemasolar, el símbolo de la planta termosolar de Torresol Energy, que otea la Campiña gracias a sus 140 metros de altura -el edificio más alto de Andalucía, según los responsables-, y a la espera de que le gane la partida la futura Torre Pelli-.

Este nuevo campo de sol, el primero con un sistema de almacenaje que le permite generar energía eléctrica las 24 horas del día -aunque sea de noche-, fue inaugurado ayer de manera oficial por el Rey Juan Carlos I y el príncipe de Abu Dabi, el jeque Mohamed bin Zayed Al Nahyan.

Fue de manera oficial porque la planta solar, situada en Fuentes de Andalucía, entró en servicio en mayo y, un mes después, logró estar operativa las 24 horas. Este hito fue posible gracias a un sistema de almacenamiento que le permite producir electricidad durante 15 horas seguidas sin sol -sea de noche o nublado-. "Es como una batería que se carga durante el día para prepararse en el momento de máxima demanda con la caida del sol", explica Santiago Arias, director técnico de Torresol Energy, la entidad resultante de la alianza de la española Sener y Masdar, de Abu Dabi.

¿Y cómo se consigue? El proceso parece fácil en el papel, aunque no se demuestre por las cifras de inversión, que alcanzan la friolera de 240 millones. Un bosque de 2.650 heliostatos -una superficie de espejos de 110 metros cuadrados-, persiguen cada movimiento del sol para atrapar sus rayos y reflejarlos en lo alto de la torre, que absorbe el 95% de la radiación que le llega. Su principal novedad tecnológica es ese receptor central de la torre y un sistema de almacenamiento a través de sales fundidas que le permite producir electricidad de forma ininterrumpida.

Con esas credenciales, Torresol Energy se presentó así como "la energía limpia" que llegará a 27.500 hogares y que reducirá las emisiones de CO2 en 30.000 toneladas al año. Pero los beneficios no sólo se dan en el aspecto medioambiental: su uso evitaría importar 28.600 toneladas de petróleo al año, cuyo coste asciende, con los precios actuales, a 25 millones de dólares.

Con esas credenciales, llegó el turno de las alabanzas hacia un proyecto con 29 meses de construcción, donde se emplearon a 1.800 personas. El más entusiasta fue el sultán Ahmed Al Jaber, director general de Masdar, que señaló este estreno como ejemplo de "refuerzo de las arraigadas relaciones entre España y los Emiratos Árabes Unidos". "Durante cinco décadas, los EAU han sido exportadores de petróleo y gas (...) y Masdar está hoy [por ayer] aquí para construir sobre esta tradición ofreciendo soluciones en energías renovables", señaló. En esa mirada al futuro habló Jorge Sendagorta, presidente de Sener, que está convencido de que "es un sector que se acelerará en las próximas décadas", aunque aún no sea del todo competitiva, algo que confían que se produzca en el plazo de una década.

Las palabras de optimismo de los empresarios vinieron respaldadas por la de las autoridades políticas. El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, ensalzó el papel de España como referente en energías renovables, que representan "un tercio de la generación eléctrica" y avanzó que ese camino seguirá en los próximos años: hasta 2013 se instalarán 40 plantas solares térmicas, con una capacidad de casi 2.500 megavatios.

La mayoría de ellas, tanto las que hay como las que se instalarán, eligen como destino Andalucía. El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán destacó que la comunidad acapara el 56% de la potencia instalada en España, que es suficiente para atender la demanda de 250.000 hogares. Y ello se sumarán "diez nuevos proyectos". Por último, describió, ante la mirada atenta del Rey, la razón de este esfuerzo: la emisión de CO2 se ha reducido un 44% en Andalucía en los últimos diez años.

  • 1