lunes, 17 diciembre 2018
05:27
, última actualización
Cultura

El Festival de Cine, planta cara al "on line" con cercanía

Abre el festival, aunque fuera de concurso, "La ignorancia de la sangre", con Manuel Gómez Pereira, un thriller rodado en Sevilla con Paz Vega y Juan Diego Botto.

el 06 nov 2014 / 18:08 h.

TAGS:

El Festival de Cine Europeo de Sevilla, que empieza mañana, llega a su XI edición decidido a plantar cara al "on line" convirtiéndose en un auténtico recital "off line", bromea su director, José Luis Cienfuegos, convencido de que la cercanía con el público y la provocación constante azuzará las ganas de ver cine. "Son nueve días (del 7 al 15) en los que se transmite la fortaleza del cine europeo en cuanto a creatividad, variedad y riqueza estilística y temática, ha señalado el director del certamen en una entrevista con Efe, realizada en las horas previas a su estreno en la capital hispalense. Para Cienfuegos, el espíritu del festival pasa por "tratar con respeto al espectador y, contando con su inteligencia, provocarle la reflexión sobre la Europa actual". "Eso se refleja muy bien en la sección oficial, donde se reúne el cine tradicional, sólido y creativo, y si me apuras, 'de qualité' -explica- y otras propuestas mucho más exigentes para el espectador, más atrevidas, e incluso incómodas". "Pero eso es lo bonito de un festival, aventurarse en diferentes cinematografías y jugar a lo imprevisible, porque el público no sabe ni qué historias le van a contar, ni cómo", agrega. Propuestas como los últimos trabajos de Larry Clark ("The Smell of Us"), Alice Rohrwacher ("Le Merviglie") y el recientemente fallecido Alain Resnais ("Aimer, Boire et Chanter"). Es su tercer año al frente del Festival de Cine Europeo de Sevilla, pero Cienfuegos, que asentó su prestigio como director en los doce años que estuvo al frente del Festival de Gijón, de 1995 a 2011, sigue con la misma ilusión y la misma intensidad que el primer día, soportando incluso un inoportuno resfriado. Abre el festival, aunque fuera de concurso, "La ignorancia de la sangre", con Manuel Gómez Pereira, un thriller rodado en Sevilla con Paz Vega y Juan Diego Botto. Y también sin competir estará el último trabajo del centenario Manoel de Oliveira (Oporto, Portugal, 1908), el cortometraje "O velho do restelo". Pero el festival, además de cine y encuentros muy productivos para los profesionales de la industria, aporta una docena de actividades que se celebrarán de forma paralela a las proyecciones del festival, como el dedicado al creador audiovisual Heinz Emigholz, o a los guiones, "Escribir el cine III: El cine de género en España hoy". Pero también, como cada año, el Festival acoge la esperada fiesta en la que se dan a conocer los nominados a la 27 edición los Premios Europeos del Cine 2014, que se entregarán el 13 de diciembre en Riga (Letonia), Capital Europea de la Cultura 2014. Entre las preseleccionadas, cuatro españolas: "Hermosa Juventud", de Jaime Rosales; "La herida", de Fernando Franco; "Caníbal", de Manuel Martín Cuenca, y "Vivir es fácil con los ojos cerrados", de David Trueba, que también peleará por llegar a los Óscar, elegidas por los más de 3.000 miembros de 31 países que forman parte de la Academia de Cine Europeo (EFA, en sus siglas en inglés). Ya se sabe, recuerda Cienfuegos, que dos españolas han pasado la última criba y están entre las cinco propuestas como mejores cineastas emergentes, los "Discovery", apunta, que han nominado los "10.000 kilómetros" de Carlos Marqués-Marcet y "La herida", de Franco, que podría hacer doblete. "Este año habrá un momento emocionante para el nuevo cine español", presume el director, decidido defensor del carácter pionero del festival de Sevilla, al que considera "punto de encuentro" de estos jóvenes cineastas. No es casualidad, dice Cienfuegos, que el flamante mejor director y Concha de Oro de San Sebastián, Carlos Vermut, sea el presidente del jurado de Sevilla. Unos "excesos", reconoce Cienfuegos, que el festival se permite gracias a un presupuesto cercano al millón de euros. Pero el festival, se apresura a señalar, "no es precisamente pequeño", ya que cuenta con una media de 70.000 espectadores.

  • 1