Local

El Festival de Sevilla pierde ideología política y proyectará 145 películas

Podrán verse los últimos trabajos de cineastas europeos como Oliveira, Haneke, Vinterberg y Carax.

el 25 oct 2012 / 12:48 h.

TAGS:

El Festival de Cine Europeo de Sevilla (SEFF'12 ), que tendrá lugar entre el 2 y el 10 de noviembre en la capital hispalense, contará en su IX edición -que supondrá el debut de su director, José Luis Cienfuegos- con un total de 145 películas distribuidas en 110 programas y 12 salas, y con cineastas importantes en su Sección Oficial como el veterano portugués Manoel de Oliveira, el ruso Aleksei Balabanov o el "incómodo" y "polémico" austriaco Ulrich Seidl.

Ayer, la delegada municipal de Cultura, María del Mar Sánchez Estrella, recalcó durante la presentación de los contenidos cómo algunos de los aspectos principales de esta edición -que cuenta con un presupuesto de unos 900.000 euros- son la posibilidad de adquirir entradas a través de Internet y la ampliación del número de salas, al pasar de los Cines Nervión a espacios cinematográficos del centro como Alameda, Avenida y Plaza de Armas. Sánchez Estrella se congratuló del "interés" que Sevilla despierta en la industria cinematográfica, avalado por la cantidad de rodajes que ha acogido, e hizo hincapié en que, a pesar de la "austeridad", el evento no merma la calidad de las películas proyectadas ni su número, sino que, antes bien, ha aumentado el número de filmes y de lugares donde podrán verse.

Preguntado por la sección EuroDoc, Cienfuegos por su parte no dudó en apreciar que, "quizás este año los documentales escogidos no tienen tanto cariz político y discursivo, no son tan militantes, como ha sucedido en ediciones anteriores". A la ya conocida inauguración con la película Fin, el debut en el largometraje de Jorge Torregrosa y en la que intervienen, entre otros, Maribel Verdú y Andrés Velencoso , la Sección Oficial contará con títulos como Gebo et l'ombre, de Oliveira -a cuyo país de origen se dedicará, junto a Grecia, esta edición del festival en atención a su delicada situación económica-; las suecas Call Girl -que inaugurará el Festival de Estocolmo-, The Hunt, de Thomas Vinterberg y protagonizada por el danés Mads Mikkelsen; Paradise: Faith, de Seidl, que también presenta Paradise Love en la sección de los premios anuales de la Academia del cine europeo (EFA); Recoletos arriba y abajo, del español Pablo Llorca; Me too, de Balabanov; o la clausura, que correrá a cargo de la francesa Cherchez hortense, con Kristin Scott Thomas. Estas y otras producciones competirán por el Giraldillo de Oro, máximo galardón del festival, que este año, además de una dotación de 20.000 euros para la distribuidora original del film, concederá adicionalmente un premio de 15.000 euros para la distribuidora que adquiera los derechos de exhibición comercial en España, anterior y posteriormente a la celebración del festival, siempre y cuando el estreno comercial se produzca dentro del plazo de doce meses a partir de la clausura del certamen. U

Una de las apuestas de esta edición del SEFF ha sido el ciclo Nuevas Olas, donde se mostraran películas a contracorriente y de sesgo más experimental como Arraianos, de Eloy Enciso; Otel.lo, de Hammudi Al-Rahmoun Font y la flamante ganadora del Festival de Sitges, Holy motors, de Leos Carax, una de las proyecciones que más expectación ha causado en las redes sociales desde que el certamen anunciara su presencia en la inminente edición del SEFF.

  • 1