Local

El fiasco del bordado de la Soledad

Los hermanos de la Soledad de Gerena, una de las dos cofradías más importantes del pueblo, se sienten estafados por el bordador de Triana encargado de entregarles los respiraderos para su estreno esta Semana Santa.

el 16 sep 2009 / 00:43 h.

TAGS:

Los hermanos de la Soledad de Gerena, una de las dos cofradías más importantes del pueblo, se sienten estafados por el bordador de Triana encargado de entregarles los respiraderos para su estreno esta Semana Santa.

La cofradía pagó 4.090 euros para sufragar 10 bordados en oro fino para los respiraderos del palio, un encargo que nunca se llegó a entregar, según explicaron desde la misma.

Los bordados debían haber seguido un diseño del escultor residente en Gerena Antonio Dubé de Luque. El hermano mayor, Francisco Rodríguez, resaltó mediante un comunicado "el daño moral y la frustración" que provoca que no puedan contar con este estreno este año. En la misma línea, expuso que el bordador les devolvió a través de una empleada los paños tal y como se los entregó "después de un año". El contrato entre la corporación y el bordador, en poder de este periódico, está fechado el 15 de abril de 2008 y obliga al artista a entregar su trabajo antes del 20 de febrero de 2009 o a avisar con dos meses de antelación a la cofradía en cuestión.

El importe total del encargo asciende a 5.640 euros, con una entrada de 1.000 y tres plazos de 1.545. El hermano mayor acudió a los talleres del bordador el pasado lunes "y se los devolvieron tal y como lo entregaron 12 meses antes", según el comunicado de la corporación.

Fuentes de la cofradía explicaron ayer que hoy está prevista una reunión entre el hermano mayor y el artesano, de cuyo resultado depende que lo denuncien o no. El bordador colgó el teléfono al recibir las reiteradas llamadas de este periódico para que expusiera su versión del conflicto. Se da la circunstancia, según manifestaron desde la cofradía, que este trabajo era el primero encargado al citado bordador, quien les había sido recomendado por su buen oficio por otras hermandades.

Improvisar. Por otra parte, los cofrades de Gerena se sienten "frustrados en su ilusión colectiva" y "obligados a improvisar" en vísperas de la estación de penitencia, que está prevista para el Sábado Santo.

Entre otras cosas, tendrán que desmontar los respiraderos ideados para los bordados que no llegaron a recibir y montar otros de emergencia, de manera que salvarán la situación para este año a pesar de todo.

  • 1