sábado, 23 marzo 2019
15:21
, última actualización
Deportes

El fichaje de Oliveira se decidirá hoy

Todo está cerrado para que Ricardo Oliveira sea nuevo jugador del Betis, pero a ultimísima hora de la noche de ayer se seguía negociando al haber presentado Manuel Ruiz de Lopera alguna objeción sobre lo acordado en cuanto a las formas de pago con el Zaragoza.

el 15 sep 2009 / 21:57 h.

Todo está cerrado para que Ricardo Oliveira sea nuevo jugador del Betis, pero a ultimísima hora de la noche de ayer se seguía negociando al haber presentado Manuel Ruiz de Lopera alguna objeción sobre lo acordado en cuanto a las formas de pago con el Zaragoza. Todo debe resolverse hoy, al cerrarse el plazo.

Un final como le gusta al máximo accionista debe acontecer hoy, cuando Oliveira se convierta de una vez por todas en nuevo jugador del Betis. Para ello, deben llegar a un acuerdo definitivo ambos clubes, pues lo cierto es que todo se encuentra cerrado por más que Ruiz de Lopera en la noche de ayer cambiara alguna forma de pago que volvió loco al conjunto maño y que pudo provocarle problemas en su fichaje de Guilherme, del Cruzeiro.

Un día de locos. Así se vivió en verdiblanco un viernes marcado por las múltiples negociaciones que Lopera vino manteniendo con el Zaragoza para acabar de cerrrar el fichaje de Oliveira. Según algunas fuentes, el consejero delegado se encontraba en Madrid dirigiendo el fichaje mientras sus colaboradores más cercanos esperaban noticias hasta última hora en el estadio. Todo se había precipitado a mediodía cuando algunos medios dieron por hecho el fichaje de Oliveira, algo que no sentó demasiado bien en el club verdiblanco, que rápidamente negó de forma rotunda que el goleador estuviera fichado.

La oferta de siete millones por el 50% del pase era suficiente para que el máximo accionista del Zaragoza, Agapito Iglesias, diera su brazo a torcer, pero algo había cambiado con respecto a la forma de pago en una maniobra habitual del dirigente bético cuando todo está acordado. Lopera, no obstante, había actuado bien atando al jugador por un contrato de cuatro temporadas y todo apunta a que hoy será todo oficial. El conjunto maño, no obstante, siguió buscando más dinero y ofreció el jugador al Villarreal y a todo bicho viviente, pues llegaron noticias incluso de negociaciones con el CSKA de Moscú ruso.

Lo único cierto a última hora de la noche de ayer es que algunas de las partes presentes en la operación la daban por cerrada. Tan claro debe estar el fichaje, que el propio jugador se atrevió a realizar unas declaraciones en las que hablaba como nuevo jugador del Betis. "Parece que las tres partes hemos llegado a un acuerdo y que ya sólo falta la firma. No conozco ningún sitio mejor para mi familia que Sevilla, donde siempre me han tratado con muchísimo cariño. Estoy feliz y mi familia, también", dijo Oliveira en Radio Marca, quien añadía que "mi idea es la de acabar mi carrera en el Betis".

El goleador aclaró que "en cuanto firme estaré a disposición del entrenador para jugar". Para jugar por ejemplo el derbi de la próxima semana. "Es lo máximo en la ciudad y estoy deseando jugarlo, no hace falta ninguna motivación para hacerlo", aclaraba Oliveira, al que algunas fuentes situaban en Sevilla por la noche.

No sólo negoció por Oliveira el Betis en la tarde de ayer. En un intento por dar un golpe de efecto, Lopera retomó el asunto de la cesión hasta final de temporada con opción de compra del nigeriano Victor Obinna, descartada el pasado jueves. La operación caminó por buena senda por la tarde, pero se complicó por la noche cuando desde el entorno del futbolista se puso pegas a la opción de compra ya pactada con anterioridad de 4,5 millones. Y ojo que hoy sólo está previsto un reconocimiento médico, así que...

  • 1