Deportes

El filial recibe al equipo de Segunda por antonomasia

El rival más clásico de Segunda A, sin duda alguna el Eibar, por mucho que descendiera hace dos temporadas para retomar impulso, visita la Ciudad Deportiva del Sevilla, para medirse al que también es sin duda, el conjunto revelación.

el 15 sep 2009 / 00:56 h.

El rival más clásico de Segunda A, sin duda alguna el Eibar, por mucho que descendiera hace dos temporadas para retomar impulso, visita la Ciudad Deportiva del Sevilla, para medirse al que también es sin duda, el conjunto revelación del torneo, que después de muchas jornadas en las que mostraba ser vulnerable en casa, ahora lleva ya dos victorias consecutivas y podría encadenar, por tanto, la tercera.

Como siempre, Galeote tendrá muchas bajas, pero en esta ocasión pesan casi igual las altas, porque Casado es un referente en defensa y Salva Sevilla, lesionado hace 15 días, le estaba dando muchas alternativas al equipo. También vuelve el expulsado Vera, aunque su rendimiento diste mucho del de sus compañeros antes citados.

Así que el Sevilla, con Lolo o sin él, puede poner un equipo bastante competitivo para medirse al Eibar, que no ha demostrado ser tan rocoso como antes en sus desplazamientos. No obstante, para conseguir el premio, Fermín Geleote habla sin parar de concentración, virtud que ha adornado a su equipo en los últimos encuentros. "Ante el Eibar tenemos la oportunidad de estar un poco más cerca de la salvación, que sigue siendo el primer objetivo por cumplir.

No será sencillo, porque ellos tienen un buen equipo al que resulta complicado de derrotar, pero si mostramos la misma actitud que ante el Córdoba y Salamanca creo que los tres puntos se quedarán en casa", señaló.

El rival. Javier Mandiola, entrenador del Eibar, está dispuesto a asumir "riesgos", es decir, proyectar un equipo ofensivo, aunque no podrá contar con su mejor goleador, Goiria (7 goles), que padece unos problemas físicos que no le dejarán jugar. Tampoco alineará, por sanción, al defensa Urzelai.

El técnico, con un colchón de seis puntos con respecto a los puestos de descenso, quiere sumar los triunfos necesarios para escapar de esa zona y arriesgará. Mandiola añadía que "estamos bien, pero nos enfrentaremos a un buen equipo que además juega sin presión, lo que le hace todavía más peligroso".

  • 1