Economía

El fiscal ayudará a que la Junta y los ayuntamientos aceleren el pago a las constructoras

La patronal Ceacop logra con la implicación del Ministerio Público que los plazos judiciales pasen de nueve años a seis meses, pero no todas las empresas demandarán a través del TSJA a las administraciones.

el 11 may 2011 / 11:57 h.

La Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) intervendrá a petición de las empresas de la construcción afectadas por impagos de la Junta o los Ayuntamientos tras pedírselo al Ministerio Público la patronal que agrupa a estas empresas volcadas en la obra públic, Ceacop (Círculo de Empresas Andaluzas de la Construcción, Consultoría y Obra Pública).

El fiscal actuará a instancia de parte -cuando una empresa quiera interponer una demanda- y la principal ventaja, a ojos de Ceacop, es la celeridad -seis meses de máximo- en la que resolverá el caso frente al procedimiento habitual del contencioso administrativo, que pueden prolongarse hasta nueve años, expone la gerente de la patronal, Ana Chocano.

La Junta adeuda unos 900 millones de euros a las constructoras , según Ceacop, y los ayuntamientos algo más de mil millones. Ante esta "grave problemática" el fiscal puede incluso actuar por la vía penal si el impago es malintencionado -doloso, en términos jurídicos-.

"Es que las empresas se mueren en el camino", expresa el presidente de Ceacop, Enrique Figueroa. De hecho, en 2010 echaron el cierre el 30% de las constructoras y las previsiones para este año son similares. Las causas de la asfixia, explica Figueroa, son el impago por parte de las administraciones, la falta de licitaciones y la ausencia de un volumen de obras relevante.

Con este panorama, el paro en la construcción en los primeros meses de 2011 se ha incrementado en 78.000 personas. En Andalucía estas empresas despiden a una media de 280 trabajadores al día. Si no han tomado antes contacto con el fiscal se debe, aclara el presidente de esta patronal, a que la situación ya no admite más demora y al miedo de las empresas a ser "represaliadas" si demandaban a ayuntamientos importantes o la Junta.

Una de las actuaciones más complicadas que están comprometidas por este impago es la obra del Metro de Granada, una de las mayores obras en curso en Andalucía actualmente, "donde las empresas llevan sin cobrar siete meses, desde octubre de 2010, y no sabemos cuándo les pagarán", explica Figueroa. 

Pero quienes corren más peligro no son empresas a las que se adeuda una gran cantidad de dinero, sino esas firmas medianas y pequeñas a las que la demora en un pago de 200.000 euros les pone la soga al cuello, agregan desde la patronal.

Ceacop asimismo pone en duda que el sistema de financiación público-privada de obras públicas suponga alivio para sus empresas afiliadas, la mayor parte de tamaño mediano o pequeño: "La primera obra prevista, [la variante] Iznalloz-Darro, no se comenzará antes del verano de 2012, me apuesto una comida", enfatizó su presidente.

La gerente de Ceacop agregó que la UE no tiene claro todavía que esta fórmula no compute como ahorro del déficit público "porque al final las administraciones pagan, si bien dentro de 30 años", ni tampoco sirve para las constructoras pequeñas, porque la dimensión de las obras a las que se acoge la financiación público-privada "o es demasaido grande y el esfuerzo es inviable o bien condena a las empresas menores a ir de la mano de un gran grupo constructor que impone sus condiciones". Además, la obra sale "el doble de cara" que mediante el concurso tradicional.

  • 1