viernes, 19 abril 2019
06:51
, última actualización
Local

El fiscal de Polonia niega que el piloto fuera forzado a aterrizar

El segundo aviador presidencial descarta el error de su compañero.

el 12 abr 2010 / 19:11 h.

TAGS:

Una bandera ondea a media asta en la plaza Pilsudski en Varsovia.

El Fiscal General de Polonia, Andrzej Seremet, explicó ayer a la prensa que nada indica que el piloto tuviera presiones para aterrizar, a pesar de las malas condiciones climáticas y las advertencias del aeródromo ruso de Smolensk, donde el pasado sábado se estrelló el avión presidencial polaco.


Seremet agregó que las investigaciones continúan y que tratarán de descifrar cuanto antes las conversaciones de fondo recogidas en la caja negra de la aeronave, para determinar si existió alguna orden de aterrizar dirigida a los pilotos.


Tomasz Pietrzak, segundo piloto presidencial polaco, descartó el error de su compañero, mientras los expertos rusos que han analizado las cajas negras apuntan a que no existió ningún fallo técnico del aparato, un Tupolev 154 con 20 años de antigüedad que había sido revisado cinco meses atrás. Pietrzak dijo que el aterrizaje podría haberse producido por orden del presidente polaco, Lech Kaczynski, para evitar un retraso, como ya había sucedido en otras ocasiones en que el jefe del Estado había insistido en tomar tierra a pesar de las condiciones adversas, como la intensa niebla que existía el sábado en Smolensk, cuyo pequeño aeródromo militar carece de sistema de guía.


También, los medios de comunicación polacos se preguntaron ayer si esa urgencia de Kaczynski podría estar detrás de una orden al piloto de tomar tierra, pese a la situación meteorológica. El Fiscal General confirmó la identificación por un familiar del cuerpo de la esposa del presidente Kaczynski, María, aunque precisó que todavía queda someter los restos mortales a la prueba de ADN. Por su parte, el presidente ruso, Vladímir Putin, aseguró ayer que la investigación oficial expondrá todas las causas del accidente. "Compartimos el sufrimiento de los polacos", dijo, y destacó los centenares de personas que se han acercado "espontáneamente" a la Embajada polaca en Moscú para depositar flores y velas en honor a las víctimas.


En el avión, que se estrelló el sábado pasado en la maniobra de aterrizaje en el aeropuerto de Smolensk, viajaba una delegación oficial de 96 personas, con Kaczysnki a la cabeza, para asistir al acto en recuerdo de los más de 20.000 oficiales y soldados polacos asesinados por los servicios secretos de Stalin en Katyn (Rusia) hace hoy 70 años.

  • 1