Local

El fiscal investiga al juez Serrano por modificar la custodia de un menor

el 17 may 2010 / 11:12 h.

TAGS:

La Fiscalía Superior de Andalucía ha abierto diligencias de  investigación contra el juez de Familia número 7 de Sevilla,  Francisco Serrano, al entender que pudo cometer una presunta  prevaricación al modificar el turno de custodia de un niño de 11 años  de edad, ampliando en día y medio su estancia con el padre divorciado  al objeto de garantizar su salida como paje en una cofradía de la  'Madrugá' sevillana.  

En este sentido, fuentes judiciales informaron a Europa Press de  que fue la propia fiscal jefe de Sevilla, María José Segarra, la que  elevó estas diligencias de investigación a la Fiscalía Superior  debido a que el juez es aforado del Tribunal Superior de Justicia de  Andalucía (TSJA) y debe ser la Fiscalía Superior, por tanto, la que  instruya estas diligencias contra el juez Serrano, que modificó la  custodia del menor al entender que, para éste, salir de paje era una  actividad "sumamente importante y trascendente, y para ella se  prepara durante todo el año con ilusión y entusiasmo".  

De este modo, y como publica en su edición de hoy el rotativo 'El  Mundo', la fiscal jefe de Sevilla ha apreciado indicios de  prevaricación en la decisión del juez de Familia número 7, que habría  invadido las competencias del Juzgado de Violencia sobre la Mujer  número 4 de Sevilla, encargado inicialmente de dilucidar el proceso  de divorcio y de establecer el turno de custodia entre los  progenitores.  

Hay que reseñar que el abogado del padre es Joaquín Moeckel, el  mismo que representó al magistrado en la denuncia por injurias y  amenazas leves formulada contra la presidenta del Observatorio de  Violencia Doméstica y de Género y vocal del Consejo General del Poder  Judicial (CGPJ), Inmaculada Montalbán, una denuncia que, finalmente,  fue archivada por la Sección Séptima de la Audiencia Provincial.  

Conviene recordar que, en un auto, el juez acordaba prolongar  durante un día y medio la estancia del menor de edad con su padre "a  fin de asegurar que el niño pueda salir en la madrugada con su  cofradía", añadiendo que "resulta incomprensible que cualquiera de  sus progenitores siempre ponga obstáculos a lo que constituye su  inequívoco y evidente deseo, que ha expresado sin paliativos a  presencia judicial, que no es otro que poder salir en Semana Santa en  las dos cofradías de las que es hermano", y que salen, una el Martes  Santo y otra durante la 'Madrugá'.  

RESPETAR LA VOLUNTAD DEL HIJO

En esta línea, consideraba que todo ello "es incomprensible más si  cabe cuando ambos progenitores sabían que habrían de respetar la  voluntad de su hijo -el cual acudió con su abuelo paterno ante el  juez de Familia- de salir en Semana Santa haciendo estación de  penitencia, y cuando el niño ya salió el año pasado en esa misma  cofradía con el beneplácito de su madre".

Según añade, "el beneficio que se reportaría al menor se estima  que no resultaría comparable con el perjuicio que supondría -ante el  riesgo real de que, estando con la madre, el niño no cumpla su  deseo- retrasar en solo día y medio su retorno al domicilio  materno", todo ello "sin perjuicio de lo que, para años sucesivos y  con más tiempo para resolver, pueda acordar el Juzgado que conoce del  divorcio entre ambos progenitores".

  • 1