Local

El fiscal mantiene la petición de 30 años por el asesinato de Rabesa

La Fiscalía de Sevilla mantuvo ayer su petición de 30 años de prisión para Mariano L.T., el hombre acusado de matar a su ex compañera sentimental tras apuñalarla el 13 de febrero de 2007 en plena avenida Salud Gutiérrez de Alcalá de Guadaíra.

el 15 sep 2009 / 23:54 h.

TAGS:

La Fiscalía de Sevilla mantuvo ayer su petición de 30 años de prisión para Mariano L.T., el hombre acusado de matar a su ex compañera sentimental tras apuñalarla el 13 de febrero de 2007 en plena avenida Salud Gutiérrez de Alcalá de Guadaíra.

En la vista oral, antes de que el juicio quedara visto para sentencia, los peritos citados han ratificado que las puñaladas recibidas por la víctima condujeron a Noelia P.R. a la muerte al día siguiente en el hospital de Valme, informaron a Europa Press fuentes próximas al caso.

El procesado reconoció ayer que mantuvo una relación de dos años con la víctima e incluso que tuvo dos órdenes de alejamiento de su ex compañera sentimental, si bien manifestó que no recordaba haber matado a Noelia P.R. ni que la hubiera amenazado anteriormente.

Afirmó no recordar nada del crimen incluso después de que le fuera leída su declaración efectuada en fase de instrucción, cuando relató cómo vio a Noelia en la calle, discutió con ella y la apuñaló con un cuchillo durante un forcejeo. Ayer, Mariano L.T., que ha sostenido que "llevaba tres días consumiendo heroína y cocaína", explicó que aquellas declaraciones las hizo porque "no estaba bien".

Testigos. Tras la declaración del acusado, varios agentes del Cuerpo Nacional de Policía que intervinieron en aquel suceso ratificaron que una mujer contó in situ el 13 de febrero que había visto desde su ventana cómo Mariano apuñaló a Noelia. Precisamente, esta testigo relató que vio el crimen y que la víctima cayó al suelo después de que el procesado le "segara la vida". "Ella no se pudo defender para nada", sentenció la mujer.

El representante del Ministerio Público defiende que sobre las 13.10 horas del 13 de febrero de 2007, el procesado, de 36 años, sobre quien pesaba una orden de alejamiento de su ex pareja, abordó en la calle a la víctima y le propinó varias puñaladas en cuello, tórax y extremidades, falleciendo al día siguiente en el hospital de Valme.

Para el fiscal, los hechos relatados constituyen un delito de asesinato, otro de maltrato, un delito de quebrantamiento de medida cautelar, uno de allanamiento de morada, dos delitos de amenazas, una falta de hurto y dos faltas de amenazas, por lo que solicita un total de 30 años de prisión, más el pago 120.621 euros al hijo de la víctima, fruto de una relación anterior, y 8.615 euros a los padres de la fallecida.

Durante los dos días que ha durado el juicio, familiares de la víctima se han mostrado "indignados" al ver al acusado y al recordar el fatídico suceso. Algunos de los familiares, incluso, han increpado al inculpado por el asesinato de Noelia P.R.

El primer día de juicio los familiares y amigos se ataviaron con camisetas con la cara de la joven y formaron un pasillo, que tuvo que ser disuelto por la Guardia Civil y la Policía Nacional para evitar que agredieran al acusado. Todos ellos pidieron "justicia para Noelia" y la máxima pena.

El magistrado José Manuel de Paul tuvo que hacer un llamamiento a la tranquilidad a los familiares y pidió que, "ante lo que van a tener que escuchar aquí", los que no lo soportaran se marcharan fuera. El magistrado dijo que comprendía su dolor, pero que para desarrollar el juicio con normalidad era necesario "silencio como si esto fuera una misa".

  • 1