viernes, 15 febrero 2019
22:29
, última actualización
Local

El fiscal mantiene los 20 años de prisión para el acusado por el crimen de la Feria

"Sé que habrá alguna persona que sabe lo que ocurrió aquella noche y lo está ocultando", ha dicho el acusado de dar la puñalada en el turno de su última palabra.

el 20 jun 2012 / 15:41 h.

TAGS:

La Fiscalía de prisión ha mantenido los 20 años de prisión por un delito de asesinato que reclamaba para Jesús E.C., el acusado de dar una puñalada mortal a un joven de 19 años en la Feria de 2009, al igual que para el resto de imputados a quienes reclama un año y nueve meses por un delito de robo y riña tumultuaria, en el caso de Martín S.B.; y 27 meses de prisión para Juan Antonio L.V. por riña tumultuaria y resistencia a la autoridad. Las defensas han solicitado la absolución, aunque alternativamente, en caso de que sean condenados se le aplique diversas atenuantes como la de embriaguez.

En la tercera jornada del juicio, que ha quedado visto para sentencia, han declarado, entre otros, la Policía Científica que destacó lo "ultralimpia" que estaba la ropa del acusado cuando les fue entregada y los forenses. Según estos últimos, la autopsia al cadáver reveló que éste no presentaba signos de defensa, y que la puñalada fue directa al corazón "de abajo a arriba y de derecha a izquierda", provocando la muerte del joven de Juan Fernando Martínez Sánchez . Este también presentaba algunas lesiones en la cara que, según los expertos, pudieron se provocadas "por un primer puñetazo", al que le seguiría la puñalada.

Por eso el fiscal ha mantenido que se trata de un asesinato con "alevosía", pues fue un "acto voluntario" realizado de manera "traicionera", sin "ningún riesgo para el acusado", que llevaba, a su juicio, el cuchillo oculto. De ahí que mantuviera los 20 años de prisión por asesinato, además de una indemnización de 600.000 euros para los padres y 12.000 euros para los dos hermanos del fallecido.

La defensa de Jesús E.C. ha mantenido que "no hay pruebas" de que él fuera el autor de la puñalada, incidiendo en que uno de los testigos que aseguró que el procesado le contó el crimen es "primo de Juan Antonio", que fue el primer sospechoso del asesinato. Es más, dijo que el resto inculpó a Jesús "cuando supieron que éste había dicho que estaban en la pelea", unas declaraciones que se produjeron como coimputados y que "no han sido corroboradas por ningún elemento externo". La letrada, Alicia Martínez, reclamó la absolución, aunque alternativamente planteó una condena de cinco años por homicidio con las atenuantes de drogadicción y embriaguez.

Por su parte, la defensa de Martín S.B. dijo que éste "no robó la chaqueta, sino que estaba en una barandilla a la vista de todo", asegurando que "todos los testigos han mentido". Así pidió la absolución y alternativamente una multa de tres meses a tres euros diarios con la atenuante de drogadicción o de seis meses a tres euros diarios, sino se contempla. Por último, el abogado de Juan Antonio, tras reconocer "la estupidez" de robar un cuchillo de una caseta por su estado de embriaguez, insistió en que el joven no participó en la pelea y que si agredió a un policía era porque este le perseguía junto a una muchedumbre y no se identificó. De esta forma, reclamó la absolución y alternativamente que a la pena solicitada por el fiscal se le aplique las atenuantes de miedo insuperable y embriaguez.

Ya en el tuno de la última palabra, tanto Jesús como Martín le dieron "el pésame a la familia del fallecido", mientras que Juan Antonio no quiso hacer uso de su derecho. Jesús, que insistió en su "inocencia", añadió que cree que "hay alguna persona que vio lo que de verdad ocurrió aquella noche y lo está ocultando". Martín también pidió Justicia y que los magistrados "condenen a cada uno a lo que crean que debe ser".

  • 1