miércoles, 20 marzo 2019
22:35
, última actualización
Local

El fiscal pide 8 años para un atracador que apuñaló a su víctima en la cara

El fiscal ha pedido hoy ocho años de cárcel para un atracador que abordó al dueño de un estanco de Osuna (Sevilla) y le apuñaló varias veces en la cara y en la mano para que le entregara una recaudación de 3.000 euros que acababa de cobrar.

el 15 sep 2009 / 17:11 h.

TAGS:

El fiscal ha pedido hoy ocho años de cárcel para un atracador que abordó al dueño de un estanco de Osuna (Sevilla) y le apuñaló varias veces en la cara y en la mano para que le entregara una recaudación de 3.000 euros que acababa de cobrar.

En el juicio que ha celebrado la Sección Cuarta de la Audiencia de Sevilla, el acusado D.S.M., de 23 años, ha negado haber participado en el atraco pero ha sido identificado sin ningún género de duda por la víctima y por otros dos testigos.

El joven, que cumple prisión incondicional por estos hechos, se enfrenta a una petición del fiscal de ocho años de cárcel porque sobre las 23 horas del 22 de abril de 2008 intentó robar la recaudación de un estanco en el centro comercial "Coniper" de Osuna (Sevilla).

Según la acusación del fiscal, el dueño del estanco cobró la recaudación por venta de tabaco del bar "Cafesur", situado en dicho centro comercial, y se dirigió hacia su automóvil, por lo que el acusado le siguió, se tapó la cara con la capucha de la sudadera que vestía y le amenazó con un instrumento cortante diciendo: "dame el dinero o te rajo y te mato".

La víctima intentó zafarse y se inició un forcejeo entre ambos que terminó fuera del vehículo.

Durante la lucha el acusado propinó al estanquero diversas puñaladas en la mano, lóbulo de la oreja, sien izquierda y ojo izquierdo, lesiones que tardaron en curar 14 días y que han dejado al agredido un perjuicio estético moderado.

Al verse herido, el estanquero huyó pidiendo auxilio hacia el bar del que veía y consiguió librarse del acusado, que se alejó del lugar tapándose la cara con la sudadera, prenda de la que se desprendió para pasar desapercibido, según el fiscal.

En el juicio, el acusado ha negado ser el autor del atraco pero ha sido totalmente reconocido por los testigos, entre ellos el estanquero que dijo haberle visto previamente en el bar y haberle identificado por la voz y la sudadera.

El dueño del bar, que le vio huyendo, también le identificó por la sudadera, así como otros usuarios del bar.

La Fiscalía ha pedido para el acusado ocho años de cárcel, cinco de ellos por un delito de robo violento en grado de tentativa y tres años por otro delito de lesiones.

  • 1