lunes, 18 febrero 2019
06:05
, última actualización
Local

El fiscal pide rebajar la pena al dueño de la promotora Aifos

Solicita reducir cuatro años de cárcel por indemnizar a los afectados por la paralización de la construcción de las viviendas.

el 22 jun 2010 / 19:40 h.

TAGS:

La fiscalía malagueña solicitó ayer en sus conclusiones finales que se rebaje la petición fiscal a cuatro años de prisión para el dueño de la promotora Aifos, Jesús Ruiz Casado, al estimar la atenuante de reparación de daño, ya que algunos de los perjudicados han sido indemnizados. Respecto al delito contra los consumidores, el fiscal mantuvo la petición de nueve meses de multa a 30 euros por día, y por el delito de estafa rebajó de siete a cuatro años de prisión y de veinte a doce meses de multa.

 

Durante el informe fiscal, el ministerio público mantuvo que algunas de las promociones "no tenían licencia" y que los perjudicados fueron a comprar una vivienda "que nunca existió". Además destacó que se les está pagando de manera "indigna" ya que se les dice "coja usted el dinero pero retire la denuncia", por lo que calificó la actuación de los mismos de "deshonesta", porque "vendían paja y humo a personas que daban el dinero de su vida".

Durante su alegato el fiscal también pidió que se deduzca testimonio de una declaración que se realizó de una promoción y que se remitiera al Juzgado de Guardia para que investigue si las obras fueron ilegales como se confirmó desde la Concejalía de Urbanismo de Fuengirola (Málaga).

El dueño de la promotora mantuvo su inocencia y ayer aseguró al tribunal que lo juzga que siempre tuvo voluntad de construir y entregar las viviendas que vendieron y que nunca se quedaron con el dinero de sus clientes como le acusa el fiscal. El procesado destacó que Aifos ha construido y entregado 17.000 casas en España y que no se apropiaron de más de medio millón de euros que aportaron 17 clientes en diversas cantidades a cuenta para la compra de viviendas. Ruiz Casado se sentó junto a su mujer en el juzgado. Ella se enfrenta a la misma pena que su marido.

  • 1