Local

El fiscal pide siete años de cárcel para el dueño de Contsa por defraudar a Hacienda 2,7 millones

José Salas  Burzón y su esposa eludieron el pago en sus declaraciones de la Renta de 2003 a 2006.

el 25 oct 2012 / 10:17 h.

TAGS:

El que fuera presidente de la inmobiliaria Contsa, José Salas Burzón, en una imagen del pasado verano.

La Fiscalía de Sevilla pide siete años de cárcel y una multa de 5,7 millones de euros para José Salas Burzón, el dueño de Contsa, la empresa sospechosa de cometer una enorme estafa piramidal que dejó sin ahorros a cientos de inversores al quebrar dejando un agujero de más de 87 millones de euros. En la causa está imputada su esposa, María del Carmen Bautista, para quien el ministerio público reclama seis años de cárcel y una multa de 2,7 millones por cuatro delitos contra la Hacienda Pública, que se habrían cometido al defraudar en las declaraciones de la Renta de los años 2003 a 2006.

Además de las multas y de las penas de prisión, la acusación pública reclama que entre ambos indemnicen a Hacienda con la misma cifra que defraudaron, 2,8 millones de euros, más los intereses de demora. También solicita que se les impongan las costas del juicio y que no puedan acceder a subvenciones, ayudas púbilcas o beneficios fiscales o de la Seguridad Social durante 20 años.

Salas Burzón ya se enfrenta a una petición del fiscal de 13 años de cárcel por un delito societario, otro de insolvencia punible y otro de estafa en concurso con un delito continuado de falsedad en documento mercantil, por la quiebra de Contsa, que fue declarada en concurso con 1.658 acreedores y un déficit patrimonial de 87 millones. En esta causa, el fiscal pide seis años para su mujer.

El escrito de acusación explica que el dueño de Contsa eludió estos pagos en sus declaraciones de la Renta de 2005 y 2006, evitando pagar algo más de un millón de euros, por lo que se le imputan delitos contra la Hacienda Pública en concepto de autor.

A su esposa, en cambio, se la considera cooperadora necesaria, instrumentalizada por Salas Burzón para defraudar más de millón y medio de euros en las declaraciones de 2003 a 2006.

El escrito de acusación explica que la Agencia Tributaria detectó enormes ingresos en las cuentas corrientes de Salas, que no fueron declarados ni justificados, por lo que se eludió el pago de los impuestos correspondientes. Su mujer, "sin oficio conocido", le "prestaba el soporte" para defraudar a través de ella misma y de otras sociedades. El fiscal destaca la opacidad de las cuentas de Salas y el uso de sociedades interpuestas para lograrlo.


  • 1