Local

El fiscal pide tres años al atracador que fue reducido por un juez de 74 años

La Fiscalía ha pedido tres años y cinco meses de cárcel para el ladrón que presuntamente atracó un banco en Alcalá del Río (Sevilla) a punta de escopeta y se llevó 16.000 euros pero no consiguió huir al ser reducido por el juez de paz de la localidad, un hombre de 74 años.

el 15 sep 2009 / 12:04 h.

TAGS:

La Fiscalía ha pedido tres años y cinco meses de cárcel para el ladrón que presuntamente atracó un banco en Alcalá del Río (Sevilla) a punta de escopeta y se llevó 16.000 euros pero no consiguió huir al ser reducido por el juez de paz de la localidad, un hombre de 74 años.

El atraco ocurrió hacia las 13.30 horas del pasado 28 de julio en una sucursal de Banesto en la calle Ilipa Magna de Alcalá del Río, cuando el acusado M.R.T., de 39 años, penetró en la oficina con una escopeta escondida en una caja de cartón y encañonó a la cajera, a la que exigió todo el dinero que tuviese.

El atracador, que se cubría la cara para evitar ser identificado, consiguió huir con un botín de 16.000 euros pero cuando se disponía a introducirlo en el coche que había dejado aparcado en las inmediaciones fue abordado por J.V., un hombre de 74 años y juez de paz en la localidad.

El juez forcejeó con el atracador y consiguió reducirle, y en ese momento llegó en su auxilio el director de la sucursal, con el que retuvo al presunto delincuente hasta que llegó la Guardia Civil.

El atracador, que cumple prisión incondicional desde su detención, se enfrenta ahora a una petición de condena de tres años y cinco meses de cárcel por un delito de robo con violencia e intimidación en grado de tentativa y con la agravante de uso de disfraz.

Fuentes judiciales han informado hoy a Efe que la calificación como delito en grado de tentativa deriva del hecho de que el presunto autor no consiguió disponer de su botín, como exige la jurisprudencia para considerar un delito consumado, ya que en ese caso la condena se elevaría a siete años de cárcel.

En el juicio que se celebrará en los próximos meses en un juzgado penal de Sevilla, la Fiscalía citará como testigo al juez de paz cuya intervención fue decisiva para retener al delincuente.

Este hombre estaba leyendo el periódico en el banco, esperando ser recibido por el director, presenció todo el atraco y decidió actuar porque "con los nervios que tenía le hubiese metido un tiro a cualquiera", según declaró en su día.

Juez de paz desde 1961, el protagonista de la historia reconoció entonces que a lo largo de su carrera judicial se había topado con algún "caso raro" aunque hasta entonces nunca antes había apresado a un atracador armado.

En cuanto al presunto autor, se trata de un hombre sin antecedentes penales que ha declarado al juez que decidió atracar un banco movido por la necesidad pues se había quedado en paro, han informado a Efe fuentes del caso.

Pese a ello, el juzgado ha denegado hasta ahora todas las peticiones de su defensa de que quede en libertad bajo fianza a la espera del juicio.

  • 1