Cultura

El flamenco, cuestión de Estado

González-Sinde, Griñán y varios artistas respaldan la candidatura en Madrid

el 04 oct 2010 / 19:36 h.

-->--> -->

El Ministerio de Cultura y la Junta de Andalucía escenificaron ayer su apoyo en favor de la declaración del flamenco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco, cuya resolución se dará a conocer el próximo mes de noviembre en Nairobi.

Al impulso de esta distinción se han sumado ya más de dos millones de andaluces a través de mociones de apoyo en diferentes ayuntamientos de Andalucía, así como más de 18.000 personas de cuarenta países que han apoyado la declaración en la página web de su promoción, www.flamencosoy.com, puesta en marcha el pasado enero.

La Casa Real, la bailaora Sara Baras, el guitarrista Paco de Lucía, los cantantes Alejandro Sanz y David Bisbal, además de flamencólogos como Félix Grande también han manifestado, entre otros, su apoyo a esta distinción que ayer en Madrid quisieron también impulsar con un acto en la sede del Ministerio.

A este acto se sumaron ayer muchos artistas, incluido Paco de Lucía, que ofreció un concierto en el Teatro Real para cerrar el día.

La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, y el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, coincidieron al señalar que "sobran" las razones para que el flamenco sea reconocido por la Unesco.

"Hoy es un día en el que todos somos flamenco", ha destacado la ministra, para quien el arte jondo es "tradición pero también futuro", y resulta "insustituible como fuente constante de renovación y pureza".

Por eso, en su opinión, es "necesaria" esta distinción con la que se asegura "el compromiso de España en la protección de esta manifestación artística, al tiempo que sirve de escaparate para mucha gente que todavía no lo conoce".

En este sentido, el presidente andaluz señaló que el flamenco "precisa y merece" este reconocimiento de la Unesco, "el sello cultural más reconocido del mundo", ya que este arte estuvo durante mucho tiempo considerado como algo marginal y fuera de los escenarios hasta que "la democracia" lo situó "en el lugar donde siempre tuvo que estar".

Griñán ha subrayado que el flamenco genera riqueza, además de identidad andaluza, y que se ha convertido en el "mejor embajador" y el "mejor pasaporte" de la región en todo el mundo.

Esta es la segunda vez que el flamenco opta a la declaración de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, tras un intento fallido hace cinco años.

  • 1