Cultura

El flamenco salta al ruedo

el 14 sep 2010 / 20:09 h.

-->--> -->

El cantaor catalán Miguel Poveda dará esta noche el pistoletazo de salida a la XVI edición de la Bienal de Flamenco, que conmemora sus 30 años de historia. En total, se ofrecerán 56 espectáculos en 25 días -hasta el 9 de octubre- con 26 estrenos, 23 de ellos absolutos.

En esta ocasión, el festival sevillano está dedicado al cante -Flamenco de viva voz es su lema-. De hecho, el espectáculo que abrirá el certamen, y la puerta grande de la Plaza de Toros la Maestranza -si el de Badalona cumple las expectativas-, se titula Historias de viva voz. Su presentación sirvió ayer de excusa a la organización para convocar la primera gran rueda de prensa de este año, no exenta de polémica, ya que no se permitieron las preguntas a los periodistas -algunos llegados desde fuera de la ciudad-.

El alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, su delegada de Cultura, Maribel Montaño, y el consejero del ramo, Paulino Plata, trataron de copar la presentación del concierto de Poveda, que apenas pudo esbozar las claves de su montaje entre los discursos de los tres políticos.

La gala inaugural se celebrará en un escenario de 500 metros cuadrados sobre el ruedo de la Real Maestranza, con aforo para más de 6.500 personas. El espectáculo, dirigido por Rafael Estévez, se divide en 15 partes y durará dos horas y media.

Historias de viva voz recuperará a las voces flamencas de siempre, en un recorrido por la historia de este arte. Poveda, que se confesó nervioso desde que asumió este "riesgo", detalló que ofrecerá un concierto en el que participarán más de 80 artistas. Sin querer avanzar demasiado sobre el montaje, el cantaor señaló que esta noche tratará de transmitir "historias, ideas y sueños" sobre el mundo del cante que ha tenido "en momentos de soledad y de viajes".

"Por encima de todo, soy un gran amante de esta música, el flamenco. Vivo por y para mi profesión: nunca he tenido hambre de éxito, sino de hacer las cosas lo mejor posible; también de equivocarme en el camino, porque sé que el camino del cantaor es largo. Y nunca me he considerado un cantaor de moda", subrayó.

Su propósito al aceptar el reto de abrir la Bienal fue "volver a darles vida a las diferentes voces" del flamenco, "que nunca han muerto y que siguen estando vivas en la memoria, en discos y vídeos".

Así, mencionó voces como las de El Titi, Antonio Mairena, Manolo Caracol y la de tantos otros maestros. A su juicio, "los cantaores que amamos esto seguimos mirando al pasado, para hacer el presente y que este arte siga en el futuro".

El cantaor quiso curarse en salud y advirtió que en algo más de dos horas es difícil contar toda la historia del arte jondo, por lo que "para algunos faltarán voces y para otros sobrarán", si bien "las piezas elegidas están más que justificadas", valoró.

Historias de viva voz, cuya idea y dirección musical comparten Poveda y Rafael Estévez, contará sobre el escenario con la Orquesta Joven de Andalucía dirigida por Michael Thomas y otros artistas. El montaje se basa en la investigación, revisión y recreación de un legado andaluz como el flamenco.

Con Moraíto Chico de invitado y otros artistas al cante, el toque y el baile, será un recorrido por distintas voces y palos, desde seguiriyas, soleares, cantiñas, malagueñas, tonás, fandangos, cañas, peteneras, polos, coplas o bulerías, hasta piezas "no estrictamente flamencas", como el tango en un pequeño "momento gardeliano".

Poveda recordó al respecto que Gardel influyó en muchos grandes cantaores de su época por sus formas, elegancia y profesionalidad.

Por su parte, el alcalde recordó las positivas cifras de visitantes que generó la Bienal de Flamenco en 2008 y Plata insistió en que la Junta sigue trabajando para que el flamenco sea declarado Patrimonio de la Humanidad, algo que se decidirá en noviembre. Con este fin, Poveda llevará una versión más reducida de este espectáculo al Liceo de Barcelona el próximo mes de octubre.

  • 1