Economía

El FMI aplica un drástico recorte a la previsión para el PIB español

En nada se parecen las previsiones económicas que el FMI elaboró en octubre para España y las que corrigió ayer. El escenario se presenta más sombrío, pues estima que el PIB crecerá el 1,8% este año, nueve décimas que el cálculo anterior y lejos del 3,1% previsto por el Gobierno, que se queja de ese excesivo pesimismo del órgano multilateral.

el 15 sep 2009 / 03:00 h.

César Muñoz Acebes (EFE)

En nada se parecen las previsiones económicas que el FMI elaboró en octubre para España y las que corrigió ayer. El escenario se presenta más sombrío, pues estima que el PIB crecerá el 1,8% este año, nueve décimas que el cálculo anterior y lejos del 3,1% previsto por el Gobierno, que se queja de ese excesivo pesimismo del órgano multilateral.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) bajó ayer en nueve décimas su previsión de crecimiento para España este año, que dejó en el 1,8%, mientras que en 2009 considera que el Producto Interior Bruto (PIB) aumentará un 1,9%, unas cifras muy inferiores a los pronósticos oficiales.

De hecho, en diciembre pasado, el Gobierno español calculó que la actividad económica del país se elevaría un 3,1% el el ejercicio en curso y un 3% en 2009. El Banco de España es más pesimista y recientemente calculó un 2,4% este año y tres décimas menos para el próximo.

Para el FMI, que suele colocarse en el lado conservador de las previsiones, la ralentización económica en España será más profunda debido a los efectos de la crisis financiera originada en EEUU, que, a su juicio, este año entrará en recesión.

Sus datos, contenidos en el informe Perspectivas Económicas Mundiales, auguran un marcado empeoramiento de las condiciones económicas en España, con más desempleo y más inflación que los previstos en su anterior cálculo de octubre pasado. Entonces había pronosticado que España crecería un 2,7% en 2008 pero no hizo pronósticos para 2009.

Desde octubre hasta ahora parece haber pasado un siglo en las bolsas, pues los problemas que se creían limitados a las hipotecas de más riesgo en EEUU se han extendido a otros tipos de crédito y han generado, asimismo, la mayor crisis financiera desde la Gran Depresión, según la calificó ayer el organismo multilateral.

Europa se ha contagiado por las inversiones de algunos de sus bancos en el títulos hipotecarios de la mayor economía del mundo, que les han ocasionado pérdidas que han vaciado sus reservas de capital. Como respuesta, la banca ya ha endurecido las condiciones del crédito, que es la savia que corre por el organismo económico. Eso hará, a juicio del FMI, que el crecimiento elevado para sus parámetros de la Zona Euro se ahogará este año y pasará del 2,6% en 2007 al 1,4% en 2008, dos décimas menos que lo calculado en enero. En 2009 será del 1,2%, siete décimas menos que lo cifrado hace tres meses.

El fin del boom de la vivienda es un riesgo adicional para España, Irlanda y el Reino Unido, pues aumentará la vulnerabilidad de su sistema financiero, según indica el organismo. La reducción del crédito ya observada podría acelerar la caída en España de los precios de las casas en términos reales, es decir, descontada la inflación, que el Fondo está convencido de que ocurrirá.

Ese efecto podría contraer de forma "aguda" el consumo y la inversión inmobiliaria. En este contexto, prevé que el desempleo en España suba al 9,5% este año, frente al 8,3 de 2007, y que en 2009 escale al 10,4%. Y la inflación, 4% para cerrar este año y 3% el que viene.

  • 1